•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En Nicaragua el 35.5% de los ingresos están concentrados en las manos del 10% de las personas más ricas del país, afirmó esta mañana la Organización Global para el Desarrollo, Oxfam, durante la presentación de su nuevo informe sobre desigualdad y justicia fiscal.

Mientras tanto, el 10% de las personas más pobres solo reciben el 1.8% de los ingresos, subrayó Ana María Martínez, directora de país de Oxfam.

Según el informe, Latinoamérica y el Caribe siguen siendo la región donde prevalecen los índices más altos de desigualdad. Mientras los más ricos captan casi el 50% de los ingresos totales de la región, los más pobres apenas reciben el 5%, afirmó Martínez.

En esta región el número de ricos, que acumulan más de US$1,000 millones creció en un 38%, entre el 2013 y 2014.

Retroceso contra la pobreza


La organización advirtió que la desigualdad en el mundo causará un retroceso de décadas en la lucha contra la pobreza.

Para la organización, el problema de la desigualdad está vinculado con los problemas de evasión y justicia fiscal, que quiere decir que mientras unos no pagan impuestos, los más ricos pagan menos de lo que deberían pagar.

En Nicaragua, por ejemplo, señaló Oxfam, las cifras oficiales revelan que por evasión y exoneración de impuestos se pierde casi un 15% del Producto Interno Bruto, PIB.