•   La Habana  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Gran Bretaña quiere ampliar sus inversiones en Cuba en un contexto de reformas económicas impulsadas por el gobierno, declaró este jueves el vicecanciller británico, Hugo Swire, en una visita a La Habana. “Estoy aquí para demostrar el apoyo que va a dar el Reino Unido a los cambios económicos que está haciendo Cuba”, dijo Swire durante la firma de convenios sobre comercio, inversiones, intercambio deportivo y asuntos consulares.

“Queremos que la comunidad de negocios (británica) conozca mejor a Cuba y tener relaciones comerciales”, añadió el vicecanciller.

Swire es el segundo alto funcionario europeo que visita la isla después de que la Unión Europea (UE) y Cuba iniciaran en abril negociaciones para normalizar sus relaciones, deterioradas en 2003 tras el arresto y condena de 75 opositores, todos liberados al día de hoy.

Larga visita

La embajada británica precisó que durante la visita, que se extenderá hasta el sábado, Swire se reunirá con los ministros de Relaciones Exteriores, Salud y Turismo, con el cardenal Jaime Ortega, con la sexóloga Mariela Castro -hija del presidente Raúl Castro e impulsora de una cruzada contra la homofobia en la isla- y con jóvenes empresarios privados cubanos.

“Igualmente expresará las preocupaciones del Reino Unido sobre la situación de los derechos humanos en la isla”, indicó la embajada en un comunicado.

Swire recordó que “hacía alrededor de 10 años que un ministro británico no venía a Cuba”, en referencia a la visita que realizó en 2005 el entonces vicecanciller Bill Rammel, quien exigió la liberación de todos los presos políticos y advirtió contra la ola represiva de 2003.

 

10 años tenía un ministro británico de no llegar a la isla gobernada por los hermanos Castro.