Gustavo Álvarez
  •  |
  •  |
  • END

Con la implementación de una serie de proyectos tendientes a incrementar los rendimientos y conformar alianzas estratégicas, los exportadores pretenden sortear los problemas que se podrían enfrentar con el impacto de la crisis económica internacional.

Enrique Zamora, Presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, dijo que convocaron a la comunidad internacional para presentarles los proyectos, para los cuales están solicitando apoyo.

Dijo que la próxima semana viajarán a México, para finiquitar un proyecto con la Unión Europea, destinado a apoyar en la internacionalización de sus productos a 2 mil pequeñas y medianas empresas (pymes) de Centroamérica.

Explicó que con este proyecto se estaría apoyando a unas 200 pymes de Nicaragua para que logren comercializar internacionalmente sus productos.

Agregó que también están analizando alianzas estratégicas entre pequeños productores de la región, para llevar a cabo una oferta exportable centroamericana que permita garantizar la demanda de algunos mercados.

Zamora señaló que como APEN están acercándose a organismos financieros internacionales para canalizar recursos y ponerlos a disposición de los asociados, pero también para presentar proyectos que vengan a disminuir el impacto que la crisis económica internacional pudiera provocar.

“Tenemos que estar totalmente unidos para hacerle frente a esto (la crisis económica mundial), trabajar con mejores rendimientos nuestros productos, con semilla mejorada, con asistencia técnica, riego e implementar la ley de industrialización”, expresó.

Consideró importante también fortalecer la agroindustria, para darle valor agregado a los productos nicaragüenses.


Precios a la baja
Azucena Castillo, Gerente General de APEN, dijo que la mayoría de productos agropecuarios de exportación están bajando de precio en el mercado internacional, como es el caso del maní y los granos básicos.

Sin embargo, señaló que se debe pensar en la agroindustria, para darle valor agregado a dichos rubros y contrarrestar esta caída en el valor en el mercado internacional, algo en lo que según ella, el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, está trabajando.

Dijo que en el mundo todos los bienes y servicios están sintiendo el impacto de la recesión, porque la demanda se está cayendo, pero que los alimentos son los que menos resultan afectados y el impacto se contrarresta con valor agregado.

Según APEN, este año las exportaciones de Nicaragua podrían cerrar en un mil 450 millones de dólares, que superarían los un 243 millones de dólares que aproximadamente sumaron las ventas al exterior el año pasado.


Trazabilidad es fundamental
Entre los proyectos que APEN está impulsando está la trazabilidad bovina, que desde hace diez meses se lanzó en algunas regiones del país, consistente en que se conozca la procedencia de la carne bovina que se compre en un almacén de cualquier país, desde la finca de donde procede el animal, cantidad de vacunas que se le aplicó, hasta en qué matadero fue sacrificado, entre otros.

Zamora dijo que el jueves participó en una reunión en Panamá con funcionarios del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, el Fondo Multilateral de Inversiones, Fomín, y un organismo no gubernamental de Argentina que apoya este proceso, para pasar a una segunda etapa.

Aseguró que la trazabilidad es muy importante, porque a partir de 2010 será exigido por Estados Unidos y en los acuerdos de asociación con la Unión Europea ya está contemplado.

Según APEN, en 17 años que la organización lleva apoyando al sector exportador, ha logrado atraer a 250 empresas y grupos asociativos que representan a más de 2 mil productores, cuyas ventas representan el 55 por ciento del total de las exportaciones del país, representando 250 millones de dólares anuales.