Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

NUEVA YORK / AFP
Los precios del petróleo abandonaron este martes la mayor parte de sus ganancias del lunes, luego de nuevas perspectivas sombrías para la economía estadounidense, que reavivaron los temores sobre una reducción de la demanda de crudo.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en enero terminó en 50.77 dólares, en baja de 3.73 dólares en relación al cierre del lunes.

Este repliegue sucede a la recuperación de más de 9% de los precios el lunes, registrado ante un incremento del optimismo de los inversores por el apoyo gubernamental aportado al grupo bancario en crisis Citigroup.

“En gran parte se trata de tomas de beneficios” luego del alza de la víspera, explicó John Kilduff, de MF Global. Los precios evolucionan en un margen de 48 a 55 dólares desde hace varias semanas, subrayó el analista.


Revisión a la baja
El martes, el Departamento de Comercio estadounidense revisó a la baja su estimación inicial de crecimiento, anunciando que el Producto Interno Bruto descendería 0.5% en el tercer trimestre (en ritmo anual) en relación al anterior.

“La volatilidad comenzó a reducirse en el sector de la energía en las últimas semanas, en momentos en que el mercado parece haber encontrado el equilibrio. De todos modos la percepción actual del riesgo está fuertemente orientada a la baja, a causa del entorno que se deteriora para el consumo”, notaron analistas de Merrill Lynch.

En relación a los picos alcanzados a mediados de julio (más de 147 dólares), “una débil demanda junto a reservas en alza sostienen la tendencia a la baja de los precios del petróleo”, recordó.

El informe semanal del Departamento de Energía debe ser publicado el miércoles, y los productos destilados (diesel y combustible para calefacción) podrían registrar una reducción cuando el frío se instala en el hemisferio norte y se acercan las fiestas, con el aumento previsto del consumo de combustible, según los analistas interrogados por la agencia Dow Jones Newswires.