•   La Haya  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El suero de leche, un residuo de la fabricación del queso, se ha convertido en un producto muy lucrativo en el mercado de los alimentos beneficiosos para la salud. En la última década, la parte blanquecina que permanece líquida al coagularse la leche, se ha convertido en una industria de miles de millones de euros, especialmente en Holanda.

Lo que durante muchos años fue considerado un residuo, ahora es un producto codiciado como fuente natural de proteínas, aseguran los analistas. Su uso como complemento proteínico para culturistas o ancianos o incluso para las leches infantiles ha disparado la demanda en los últimos cinco años hasta el punto de que algunas compañías ajenas a la industria lechera intentan arañar parte del botín.

7,600 millones de euros

El año pasado el polvo de suero de leche, también llamado lactoserum, representaba un mercado mundial de 7,600 millones de euros, o sea una subida de 36% con respecto a 2011, asegura Tage Affersholt, especialista del mercado de productos lecheros en el Business Consulting Group, con sede en Dinamarca.

En 2017, el mercado será de 9,000 millones de euros, afirma Affersholt a la AFP. La demanda “no para de aumentar, independientemente de los resultados relativamente malos de la economía mundial”, añade.

Las perspectivas son radiantes debido al envejecimiento de la población en los países occidentales y el crecimiento de la clase media en Asia.

Holanda, conocida por sus quesos como el gouda o el edam, es uno de los principales productores de lactoserum desmineralizado en polvo, usado sobre todo para las leches infantiles, e invierte en la investigación y desarrollo de nuevos productos.

AUMENTA LA DEMANDA

La demanda se ha incrementado mucho en Asia, y concretamente en China, país que no fabrica quesos y con una clase media descontenta con la calidad de los productos locales.

Los consumidores quedaron escaldados con varios escándalos sanitarios en China, sobre todo desde que el añadido de melamina a la leche infantil causara varios muertos.

La popularidad del lactoserum se debe también a la tendencia mundial de consumir alimentos y bebidas enriquecidas con sustancias consideradas beneficiosas para la salud.