•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por primera vez en el país, los desechos que surjan del proceso de la matanza de ganado bovino serán convertidos en energía eléctrica por medio de un digestor de desechos orgánicos, que construirá el Matadero San Martín, en Nandaime.

La empresa pretende que el biogás producido por ese digestor sustituya en un 100% la energía a base de hidrocarburos que se está utilizando actualmente en las calderas del matadero.

El diseño y la construcción de ese digestor están a cargo de las empresas Agrinz Technologies, de origen austriaco, Bio-en power inc, canadiense, y Green Clean Projects Development, nicaragüense.

Socios de esa alianza de empresas manifestaron a El Nuevo Diario que el digestor es una novedad en Nicaragua, en vista de que procesa diferentes tipos de desechos orgánicos (excepto madera), y a gran escala.

La principal materia orgánica que se procesará en el digestor, en el caso del Matadero San Martín, será contenido ruminal que resulta del proceso de la matanza bovina. Además, se procesarán pellejos que resultan del descarne del ganado, el estiércol de los corrales de espera, entre otros.

Gregor Agrinz, director ejecutivo de Agrinz Technologies, explicó que el biogás producido por el digestor contiene entre 55% y 60% de metano, lo que permite la generación de energía eléctrica y calor.

El digestor tendrá capacidad para procesar alrededor de 5,000 metros cúbicos de desechos orgánicos, con lo que podrá producir 11,500 metros cúbicos de biogás por día. Eso equivale a una producción de energía eléctrica de 1.1 megawatts por hora, explicó Agrinz.

BENEFICIOS

Earl Brubacher, gerente de Operaciones de la empresa Bio-en power inc, dijo que uno de los principales beneficios del digestor es que con los mismos desechos que produce la empresa se creará energía para sustituir la energía a base de hidrocarburos.

Con ello, además, contribuirá a que el país en general reduzca un poco más las importaciones de petróleo para la generación de energía eléctrica, destacó Brubacher.

Por otra parte, el proyecto le podría permitir a la empresa obtener ingresos económicos del llamado mercado de carbono en el futuro, por la captura del metano, uno de los gases que llega a la atmósfera y contribuye con un mayor avance del cambio climático.

FERTILIZANTE ORGÁNICO

El digestor también producirá una especie de fertilizante orgánico para cultivos, que es el residuo que resulta del material orgánico una vez que fue convertido en biogás. Ese producto tiene un alto grado de nutrientes para los cultivos y será usado en tierras de pastos, para el engorde del ganado.

Según Agrinz, del total de desechos que se procesa en el digestor resulta un 90% de fertilizante orgánico y el restante 10% es lo que se convierte en biogás.

PLANTA PERSONALIZADA

Agrinz destacó que la tecnología que utilizan es nueva en Nicaragua, ya que por el momento no ha habido la construcción de ningún digestor como el que pretenden ejecutar en el Matadero San Martín.

La empresa a la que representa, afirmó Agrinz, realiza una planta personalizada para cada cliente, con base a las necesidades que tiene, los tipos de desechos, entre otros criterios. De ahí resultan los cálculos de rendimiento del biogás y adaptan el diseño de los digestores que construyen.

El diseño y construcción de un digestor, como el que construirá el Matadero San Martín, podría tardar un año. Actualmente ya se hicieron los estudios preliminares de los desechos de la planta y los rendimientos que esperamos del digestor, y próximamente comenzarán los diseños ingenieriles de la obra.

Agrinz manifestó que ese consorcio de empresas "de energías renovables, está muy abierto y entusiasmado por explorar oportunidades de desarrollar otros proyectos en Nicaragua".

Agrinz Technologies es una empresa austriaca con 35 años de experiencia y ha desarrollado más de 70 plantas de esa magnitud en diferentes partes del mundo, que están operando.

Por su parte, Earl Brubacher, de la canadiense Bio-en power inc, aseguró que en los últimos cinco años ha desarrollado tres proyectos de ese tipo en Canadá, en alianza con Agrinz Technologies.