•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La adquisición del 60% de las acciones de Casur Sugar Holdings, propietaria del Ingenio Casur, en Rivas, por parte de la azucarera colombiana Mayagüez, será de mucho beneficio para la industria azucarera nacional y para el país en general, afirmó ayer Mario Amador, vicepresidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua, Cadin, y director ejecutivo del Comité Nacional de Productores de Azúcar, CNPA.

Amador manifestó a El Nuevo Diario que la parte industrial de Casur, ubicada en Rivas, requiere de una inversión muy grande para ponerse a la par de los otros ingenios del país, los que han venido adoptando nuevas tecnologías en su proceso de producción.

Afirmó que los proyectos que requiere hacer ese ingenio para mejorar su capacidad de producción oscilan fácilmente entre los US$80 millones y los US$100 millones. Amador valoró como positiva la inyección de capital fresco a ese ingenio, incluso para los otros ingenios, porque van a conocer la tecnología y experiencia de la compañía colombiana.

OPORTUNIDADES

Para Casur, avizoró que en unos tres o cuatro años será uno de los más modernos ingenios del mundo y quizás estará procesando entre 2.5 y 3 millones de quintales de azúcar, y generará entre 30 y 35 megavatios de energía.

Por su parte, Mayagüez afirmó que la adquisición “responde a las atractivas oportunidades de inversión y crecimiento del mercado nicaragüense y centroamericano” de azúcar y energía.

Casur, que inició sus operaciones en 1940, es uno de los ingenios más antiguos de Nicaragua, y ha funcionado ininterrumpidamente hasta la fecha, destacó Mayagüez, una de las principales industrias azucareras de Colombia, con una participación del 14% en el mercado nacional.

La compañía colombiana agregó que Casur tiene 1,900 empleados, una molienda de 645,185 toneladas de caña, y produce 1.2 millones de bultos de azúcar al año, con ventas por más de US$38.3 millones.

Mayagüez destacó que también busca “ampliar su potencial en el mercado de energía” mediante la producción de etanol otro de los productos que se obtiene de la caña de azúcar.

 

"La competencia es bienvenida, (se refiere a la compra de Casur por parte de la azucarera colombiana Mayagüez) eso nos beneficia a todos como industria y  azucarera, y como país".

Mario Amador, vicepresidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua.