•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Unas 20 empresas industriales del país se dieron cita ayer en la Cámara de Industrias de Nicaragua, Cadin, para conocer la nueva tecnología en biodigestores anaeróbicos que están ofreciendo las empresas Agrinz Technologies, de origen austriaco, y Bio-en Power Inc., canadiense, en alianza con la nicaragüense Green Clean Projects Development.

Esa tecnología, que consiste en el diseño y construcción de digestores personalizados para cualquier tipo de desechos, será usada en la empresa Industrias San Martín, en Nandaime, en el proceso de la matanza bovina.

La empresa sustituirá en un 100% la energía a base de hidrocarburos que se está utilizando actualmente en las calderas del matadero, al convertir en biogás los desechos del Matadero San Martín, como el pasto que se encuentra en el rumen de las reses al llevarlas al matadero, pellejos, cachos y estiércol.

René Ruiz, representante de la empresa Green Clean Projects Development, destacó que la tecnología de ese biodigestor es superior a los biodigestores artesanales que hasta el momento se construyen en el país.

Ruiz destacó que la empresa Agrinz Technologies toma muestras de los desechos orgánicos de la industria para diseñar y construir de manera personalizado el digestor.

REDUCIR SUS GASTOS

Juan Carlos Amador, gerente de Cadin, manifestó que las empresas que asistieron a la reunión están interesadas en reducir sus gastos en energía eléctrica a base de hidrocarburos y ser más competitivas.

El gerente de Cadin afirmó que en esa reunión había empresas de diferentes sectores, como industriales del maní y los otros mataderos del país.

Por su parte, el vicepresidente de Cadin, Mario Amador, manifestó que el uso de esa nueva tecnología es una buena alternativa para que las empresas mejoren su competitividad, ya que la energía sigue siendo cara en la industria de Nicaragua, a pesar de los esfuerzos por cambiar la matriz energética.

“En la medida en que las empresas puedan autogenerar su propia energía y quizás hasta vender a la red pública nacional, su producto final será más competitivo y podrán avanzar en el proceso de desarrollo de la producción en general”, analizó el vicepresidente de Cadin.

NUEVA TECNOLOGÍA

Asimismo, manifestó que las empresas que apuesten por ese tipo de tecnologías podrán recuperar la inversión en dos o tres años, porque una vez que se construya el biodigestor se ahorrarán el pago por conectados al sistema energético nacional y las compras de bunker.

Asimismo, destacó que con esa tecnología se contribuirá significativamente con la reducción de metano, uno de los gases que más están afectando a la atmosfera y contribuyendo al avance del cambio climático.

 

"El éxito de esta tecnología (digestor anaeróbico) es que para cada proyecto toman muestras del material orgánico y lo llevan a los laboratorios en Austria, para una producción óptima del biogás".

René Ríos, representante de Green Clean Projects Development.