•   Nueva Guinea  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Noventa productores socios de la cooperativa de agricultores y ganaderos de la Unag de Nueva Guinea, culminaron un proyecto denominado Semillas Criollas o Acriolladas, contando con el apoyo del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria, INTA, Unión Europea, Semillas Para la Vida y Horizonte 3,000.

Según la presidenta de la Unag, Yamileth Meneses, el objetivo del proyecto “es rescatar esa semilla que en tiempo pasado fue consumible, y que por diferentes circunstancias nuestros productores dejaron de cultivarla”. En el proceso de caracterización se determinaron diez áreas de maíz y dos de frijol, y se establecieron 26 parcelas de maíz y 6 de frijol, para un total de 32 parcelas. Para el maíz se logró realizar tres momentos de siembra, dos en el 2013 y la primera siembra de 2014. Y con el frijol se trabajó el apante 2013 y del 2014.

Importaron semilla

Una de las dificultades para los productores de Nueva Guinea fue no encontrar suficiente semilla criolla, por lo que tuvieron que importarla de San Carlos y de Condega. Estas semillas se han adaptado a la zona de Nueva Guinea, obteniéndose buenos resultados.

Pedro Rubilio, coordinador de Horizonte 3,000, manifestó que es importante la autonomía alimentaria en un territorio. “Nueva Guinea es un lugar que puede ayudar a la economía del país, es por eso que apoyamos la iniciativa relacionada a la producción de semillas, para garantizar el abastecimiento y la producción de granos básicos, y con la semilla criolla o acriollada creemos que va a ser de mucha importancia, porque son resistentes al cambio climático”, señaló.