•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un emprendedor debe tener una visión general en la que el riesgo al momento de iniciar un negocio es inminente, pero no debe temerle, manifestó Marisela Villamil, directora del programa Centro Hispano de Negocios, de la Universidad de Maryland SBDC, en Estados Unidos.

Villamil llegó al país esta semana para brindar una serie de conferencias en las que hablará de cuáles son los indicadores decisivos para el crecimiento de una empresa.

¿Cuál es su visión de una persona emprendedora?

Una persona que tiene una visión emprendedora es alguien que no teme al riesgo, que prepara una estrategia y que tiene una motivación muy alta. Va a haber mucha gente que lo va a desestimular, pero él (el emprendedor) sabe lo que quiere y quiere alcanzarlo, y prepara los recursos para tenerlo.

Sabe que haciendo una empresa genera empleo y dinero, pero que es una satisfacción personal poder hacer algo que es tu pasión, porque los negocios que tienen más éxito son los que la gente hace y que es su pasión, por ejemplo, si no te gusta limpiar, para qué vas a poner una empresa de limpieza, o si no te gusta cocinar, para qué vas a poner un restaurante. Si te gusta la fotografía puedes poner un negocio de fotografía, porque es tu pasión.

¿Existe una receta o un ABC que puedan seguir los emprendedores?

La receta es simple: trata bien duro, y si no logras las cosas, trata de nuevo; prepárate, busca ayuda de expertos. Estábamos ahora en la televisión, y nos damos cuenta de que hay ayuda en Nicaragua, hay centros de apoyo a las empresas, pero muchas veces la gente hace las cosas espontáneamente, consultan la bola de cristal, al brujo, pero realmente el negocio tiene que estar fundado en planeamiento, en pensar antes de actuar, y esa es la única receta: tratar bien duro, planear, y si no lo logras, vuélvelo a intentar.

La persistencia es la característica primaria de un emprendedor.

Alguien me dijo una vez que aquellas empresas que no tienen un acompañamiento son las que tienden a desaparecer. ¿Qué tipo de acompañamiento se necesita?

El acompañamiento tiene todo, la empresa tiene que estar mirando normalmente los costos, debe tener una contabilidad, puede llevarla un contador o puede llevarla el mismo empresario, pero si tú estás tomando decisiones sin tener en cuenta tus costos, tienes que ver los cambios del mercado, tienes que ver los clientes, la competencia, entonces, es como cuando uno va a pasar la calle, tiene que ver el semáforo.

Si el empresario no tiene un sistema de apoyo, no tiene la ley, no tiene las licencias, no tiene seguro, está actuando sin mirar el semáforo; entonces es un elemento vital.

Los negocios a los que usted ha apoyado destacan por ser exitosos. ¿Cuál ha sido la fórmula?

Tengo la dicha de tener tantos clientes que vienen con nosotros, no solamente conmigo, sino con los otros consejeros, y hay un índice grande de éxito porque nosotros le decimos que tiene que prepararse, le damos las herramientas, le damos esa visión fuera de la caja, porque ellos están como en una caja. Ellos están atendiendo a los clientes, que el dinero no les alcanza, y nosotros decimos, OK, vamos a descansar un momento y a mirar el negocio en su conjunto.

Nosotros le damos esa visión, realmente nosotros no hacemos nada; les motivamos y les damos la alerta para que ellos lo hagan.

¿Qué tan importante es el uso de medios digitales, las redes sociales y otros componentes de las nuevas tecnologías?

Ignorarlos, decir que no existen es como tener una enfermedad y no ir al doctor. Las redes sociales son un instrumento de apoyo para las empresas; yo vengo de Estados Unidos y la gente pensará que los negocios son tan diferentes allá. No, porque mis clientes son latinos y con mis clientes americanos tenemos los mismos problemas.

Muchos negocios todavía no ven la importancia que tiene un website; acá en Nicaragua los jóvenes están muy pegados a las redes sociales, entonces, si tú tienes un negocio que está orientado para personas jóvenes, usa Twitter, usa Facebook, entonces estos instrumentos son buenos y hay que saber cómo utilizarlos.

¿Hay empresarios que están haciendo mal uso de estos medios?

Sí, claro que sí; si tienes un restaurante y está diciendo en Facebook que va a tener un producto muy bueno y la gente va, y el producto estuvo muy mal, nadie va a volver a su restaurante. Entonces, si usted hace promesas que no cumple, si usted dice cosas que no son, si usted dice que el salón de belleza va a estar abierto a las siete de la mañana pero a usted le dio flojera y lo abrió a las nueve, ¿qué a va pasar?, la gente no va a ir nunca más.

Entonces, el Facebook y toda la social media, el website, todavía vemos que los empresarios quieren hablar de ellos, la foto de ellos, con la visión de ellos, y eso no les interesa a los clientes; tienen que darle algo que tenga valor para el cliente, que yo voy al website de tu salón de belleza, y voy a ver tips de cómo lucir más hermosa, no quiero saber sobre ti, quiero saber de cómo yo hago mi vida mejor; son mala utilización de los website.

¿Qué tan importante debe ser la participación del sector privado y del Gobierno en este tipo de emprendimientos?

En este caso el Gobierno crea el marco legal, en Estados Unidos, por ejemplo, crear una empresa es cuestión de un minuto, se puede hacer online y todo se hace muy ágil, también nosotros como institución recibimos apoyo del Gobierno central y de los privados.

El sector privado sabe que educando a las personas el país va a ser mejor, y un país mejor es un consumidor feliz.

Las debilidades son las mismas: la informalidad, hacer las cosas sin planeamiento; la familia, es decir si tú y yo somos primas, pero tú eres una buena empleada, qué bueno, pero si tú eres mi prima y no sabes nada de mi negocio, yo no te puedo tener conmigo.

¿Qué participación tiene la mujer en estos emprendimientos?

El 60% de las empresas que se están abriendo en Estados Unidos, las mujeres están generando billones de dólares y están dando empleos, la mujer en los negocios es mucho más abierta, es mucho más democrática y tienen menos problemas con jerarquía, entonces, pienso que las mujeres en el negocio es el futuro, no solamente en Estados Unidos sino también en Latinoamérica.

 

¿Quién es?

Marisela Villamil

Es directora del programa Centro Hispano de Negocios de la Universidad de Maryland SBDC. Llegó al país para brindar charlas motivacionales a estudiantes universitarios, emprendedores y asociaciones de mujeres en Nicaragua.