•   Masatepe, Masaya  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aunque el queso de leche de cabra no es muy común en la mesa de los nicaragüenses, ha encontrado un nicho de mercado entre los extranjeros que viven en el país, particularmente los franceses y los suizos.

Es por eso que un nicaragüense y dos francesas están produciendo ese tipo de queso en el municipio de Masatepe.

La empresa se llama Las Cabriolas y fue una de las que expuso su queso en la tercera Feria Nicaragüense del Queso, que realizó recientemente el Instituto Nicaragüense de Desarrollo, INDE.

En La Garnacha, "un pequeño caserío, muy pintoresco, ubicado unos 15 kilómetros al sur de Estelí”, en el municipio San Nicolás, también producen queso de leche de cabra.

Sus principales consumidores son los suizos, por eso la marca comercial es “Queso Suizo La Garnacha”, explicó Pablo Centeno, coordinador del proyecto.

AÑORANZA

Dominique Laplaiche, una francesa que llegó a Managua en el 2001, “tenía añoranza del queso de leche de cabra, y así decidimos incursionar en esta aventura", contó Milton Argüello, uno de los propietarios de Las Cabriolas. Su esposa Celine Carrey, también de origen francés, deseaba ese producto.

Según el sitio web Wikipedia, en Francia se produce un gran número de quesos de leche de cabra, especialmente en el Valle del Loira y Poitou.

La idea de producir este tipo de queso, en Las Cabriolas, surgió hace nueve años. “Fue un reto, porque en Nicaragua el queso de cabra es todo un tabú, pero hoy día poco a poco el público lo está consumiendo”, asegura Argüello, para quien ya hay un grupo de nicaragüenses que lo compran en los supermercados.

Argüello afirmó que venden su producto en los supermercados La Colonia, y por pedido en varios restaurantes de Managua, Granada y León.

Las variedades de queso de cabra que venden son: queso fresco, queso fresco con ajo y hierbas, La Buche con cenizas o con pimienta, queso madurado y crottin madurado con pimienta. El precio varía en dependencia del tipo, entre C$240 y C$280 por libra.

La producción del queso de leche de cabra aún es pequeña, porque las cabras producen poca leche en comparación con las vacas. Por esa razón el negocio se maneja por pedidos, aseguró Argüello.

Queso suizo

Entre tanto, en La Garnacha --dice Centeno--, la idea de producir queso de leche de cabra surgió porque ese producto "no era muy común”. Asimismo, era una nueva alternativa de hacer negocio en la zona y querían darle un valor agregado a la leche.

“Nos dimos cuenta de que había gente que consumía ese tipo de queso, sobre todo los europeos que viven en Nicaragua (funcionarios de embajadas y ONG), y ahora también los nicas han empezado a consumirlo”, aseguró Centeno.

PIERDEN MERCADO

Según Wikipedia, algunos estudios han demostrado que el queso hecho de leche de cabra tiene más proteínas que el de leche de vaca, y que es muy similar a la leche humana.

Pese a los beneficios que tiene la leche de cabra, hay poca producción de ese producto en el país. La Garnacha, al igual que Las Cabriolas, tiene poca producción de queso debido a la escasez de la leche, su materia prima.

Una vez, dice Centeno, llegó Walmart a ofrecerles comprar su queso, pero perdieron la oportunidad por esa misma razón. La empresa apenas produce unas 100 libras de quesos al mes.

Un estudio realizado por la Facultad Regional Multidisciplinaria de Estelí, Farem-Estelí, de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, en el 2013, hace ver que la limitante en la producción de queso de cabra es la escasez de la materia prima y refiere que ese negocio acopia leche de un total de 25 cabras.