elnuevodiario.com.ni
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Sistema de las Naciones Unidas oficializó hoy la donación de 55 millones de lempiras (2.6 millones de dólares) para auxiliar a más de 31,800 familias hondureñas afectadas por la sequía en el país centroamericano.

La coordinadora residente de la ONU en Honduras, Consuelo Vidal, dijo que 1,8 millones de dólares se destinarán a un proyecto de asistencia alimentaria de emergencia y de recuperación de medios de vida agrícolas, al oficializar la ayuda.

Otros 295,000 dólares servirán para financiar un proyecto de agua, saneamiento e higiene, mientras que 271,273 dólares contribuirán al fortalecimiento de los servicios de salud, la detección temprana y manejo de casos de deshidratación por diarrea y la promoción de la salud, según la oficina de ONU en Tegucigalpa.

El Sistema de las Naciones Unidas también donó 233,247 dólares para un programa de prevención de la desnutrición de niños, así como la distribución de raciones suplementarias fortificadas.

"La desnutrición sigue avanzando (en Honduras), y la idea de este componente es poder abordar el tema de la desnutrición de los niños en el corredor seco" del país centroamericano, subrayó Vidal.

Los programas se ejecutarán durante los próximos seis meses, en trece municipios de los departamentos de Choluteca y Valle (sur), Francisco Morazán (centro) y El Paraíso, en el oriente del país, añadió, al tiempo que apuntó que los recursos son aportados a través del Fondo Central de Respuesta a Emergencias (CERF).

Vidal destacó que los proyectos, que tienen principal objetivo de "apoyar la respuesta de los impactos ocasionados por la sequía" en el corredor seco de Honduras, beneficiarán a más de 31,800 familias.

El director de la estatal Comisión Permanente de Contingencias, Copeco, de Honduras, Moisés Alvarado, agradeció el apoyo de las Naciones Unidas y aseguró que los recursos servirán para apoyar a las personas que "más sufrieron los embates" de la falta de lluvia en el país.

La prolongada sequía afectó a casi un millón de hondureños que residen en 10 de los 18 departamentos de la nación centroamericana, y provocó la pérdida de al menos el 70 % de los cultivos de pequeños agricultores que siembran granos básicos para su subsistencia, subrayó Alvarado.