•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Gobierno de Costa Rica anunció ayer su apoyo al segundo proyecto portuario de gran envergadura en la provincia de Limón (Caribe), el cual está valorado en unos US$900 millones y sería construido en los próximos años.

El proyecto consiste en una “megaterminal de transbordo de contenedores”, que fue presentado por la empresa America’s Gateway Development Corporation (Amega) y que se desarrollaría por concesión de obra pública por iniciativa privada.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, dijo en un comunicado que el apoyo del gobierno a este proyecto demuestra el compromiso para el desarrollo de la provincia de Limón y del país. Asimismo, aseguró que deberá realizarse en estricto apego a la legislación ambiental.

“Un proyecto de esta envergadura representa un activo estratégico para Costa Rica, y un potente motor de desarrollo social y económico para la región Caribe. El proyecto robustecerá la posición de Puerto Limón como uno de los principales puertos de América Latina, diversificará sus actividades productivas en el área de servicios y generará empleos formales y de calidad”, afirmó el mandatario.

Oportunidades

El ministro costarricense de Comercio Exterior, Alexander Mora, destacó que este tipo de infraestructura permitirá a Costa Rica aprovechar las oportunidades que se derivan de la ampliación del Canal de Panamá.

“Lograr que Costa Rica cuente con infraestructura portuaria de clase mundial es una condición central para sustentar nuestro desarrollo y sacar provecho del comercio e inversión como habilitadores”, expresó Mora en un comunicado.

El ministro aseguró que el gobierno está avanzando en los trámites necesarios para el establecimiento de un fideicomiso y los procesos que permitan que la empresa inicie con los primeros pasos del desarrollo del proyecto.

Segundo proyecto

Este es el segundo gran proyecto portuario que Costa Rica busca desarrollar en la provincia de Limón.

El otro es una terminal de contenedores valorada en 1,000 millones de dólares a cargo de la empresa holandesa APM Terminales, que se podría comenzar a construir el próximo año.

Ese proyecto enfrenta la oposición del sindicato de los dos puertos estatales de la provincia de Limón, pues considera que establece un “monopolio ilegal” en la carga y descarga de contenedores.

APM solo está a la espera de que las autoridades avalen el estudio de impacto ambiental para comenzar a construir el puerto.

 

El proyecto robustecerá la posición de Puerto Limón como uno de los principales puertos de América Latina, diversificará sus actividades productivas en el área de servicios, y generará empleos formales y de calidad”