elnuevodiario.com.ni
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El 27.4 % de los jóvenes hondureños que trabajan está en condición de subempleo y solamente tiene acceso a empleos precarios, según un informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas presentado hoy en Tegucigalpa.

El informe señala además que en el país centroamericano "la mitad de los y las jóvenes entre 15 y 24 años están insertos en el mercado laboral".

Pero esa inserción laboral "está caracterizada por una elevada inequidad de género, ya que mientras siete de cada diez hombres trabaja o está buscando trabajo, sólo tres de cada diez mujeres está haciendo lo mismo", añade el estudio.

El representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas en Honduras, Hugo González, dijo a Acan-Efe que de los 8.5 millones de habitantes que tiene Honduras, "alrededor de 2,7 millones son jóvenes" y que eso "se vuelve un cúmulo importante de oportunidades para el país".

"Pero para que estas oportunidades realmente se aprovechen estos jóvenes deberían de tener acceso a salud para ser saludables y poder entonces aportar a la sociedad", subrayó González.

Agregó que todos los jóvenes también deberían tener "educación" para que aporten "con su mano de obra calificada al desarrollo del país en cuanto a las políticas de desarrollo que el país tiene".

"Son jóvenes que deberían de estar abstraídos de temas como la violencia", enfatizó el diplomático, quien además señaló que el informe de las Naciones Unidas también aborda otros elementos como la migración que afecta a los jóvenes, la falta de oportunidades y la violencia.

De los 2.7 millones de jóvenes que tiene Honduras, el 27 por ciento, casi un tercio, "no estudian, ni trabajan. Eso es lamentable en el sentido que son jóvenes que podrían estar aportando a sus familias, a sus comunidades, a ellos mismos y a su país, por poner un ejemplo", enfatizó el diplomático.

González recordó que por primera vez en la historia la humanidad alcanza una cifra de 1.800 millones de jóvenes en el mundo y que esta población puede impulsar el desarrollo socioeconómico en sus países, partiendo de que las políticas sociales y económicas adecuadas se convierten en una oportunidad para generar riqueza.

Pero si las políticas sociales para los jóvenes "no están presentes, se convierten en una demanda fuerte para las sociedades, y más aún, no vienen a ser o a construir los recursos necesarios para las poblaciones venideras", señaló González.

Añadió que el informe de las Naciones Unidas trata de contrastar cuáles son los retos y desafíos que tienen los jóvenes en estos momentos, cuáles son las oportunidades que los países pueden tener a partir de esa juventud y cómo se pueden generar algunos elementos importantes en función de aprovechar esa población.