elnuevodiario.com.ni
  •   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, manifestó hoy que sacará de la pobreza extrema al 4 % de las familias del país de forma gradual, a razón de un 1 punto porcentual por cada año de su administración, mediante la generación de empleos.

El Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018, presentado ayer lunes por el Gobierno, indicó que una de las metas es sacar de la pobreza extrema a 42,000 familias.

Sin embargo, este objetivo difiere de la promesa que hizo Solís antes de comenzar su Gobierno en mayo pasado, de que erradicaría la pobreza extrema en su totalidad.

"La aspiración (de erradicar la pobreza extrema) se basaba en los datos que teníamos en ese momento en que lo dijimos y eso ha cambiado mucho", expresó Solís hoy a los periodistas.

Esa situación "sorprende" y denota "un deterioro social de tal magnitud que los datos cambiaron y hay que ajustarlos", añadió el mandatario.

La pobreza extrema pasó de 88,835 (6.4 %) en el 2013 a 94,810 (6.7 %) hogares en el 2014, según datos revelados recientemente por el estatal Instituto Nacional de Estadística y Censos.

En Costa Rica existen ahora 318,810 (22.4 %) hogares en situación de pobreza, lo que representa un aumento de 32,727 hogares con respecto al año 2013.

Solís aseguró que si crece la economía, aumenta el empleo y mejora la recaudación fiscal, los datos podrían ajustarse para sacar a una mayor cantidad de personas de la pobreza extrema.

La vicepresidenta costarricense, Ana Helena Chacón, expresó que para conseguir el objetivo de reducir la pobreza extrema impulsarán programas y subsidios junto con una mayor generación de empleos y reclutamiento en escuelas y colegios.

"Será 1 punto porcentual por año para llegar a 4 puntos cuando finalice el Gobierno. Estas personas caerán a pobreza ya que no se pueden pasar a clase media", indicó a los periodistas Chacón.

Según el Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno, el crecimiento económico y la atracción de inversiones le permitirá reducir el desempleo del 8.6 % al 7 % al año 2015, con la creación de un total de 217,000 empleos entre el 2015 y el 2018.

La vicepresidenta explicó que de momento no tienen una cifra exacta de la inversión necesaria para sacar de la pobreza extrema a 42,000 familias.