elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Centroamérica tiene un déficit habitacional de "más o menos el 45 %", por lo que los países de la región deben redoblar esfuerzos para superar este problema social, dijo hoy el representante del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, en El Salvador, Marco Nicola.

"A pesar de los grandes esfuerzos realizados por los gobiernos de la región (centroamericana) sigue existiendo un mayor número de personas que viven en viviendas en mal estado, más en esta región que en otros países con el mismo nivel de ingreso", dijo Nicola durante la inauguración del "Seminario Internacional de Desarrollo Urbano y Vivienda en Centroamérica".

Destacó que Centroamérica tiene un "déficit habitacional equivalente más o menos a 45 % (...) contra un promedio en América Latina y el Caribe del 37%".

La mayoría de este déficit "es de vivienda de calidad, en especial por las carencia de infraestructura de los servicio básicos y a la falta de una planificación que retome el concepto de ciudad", subrayó.

El representante del BID precisó que el seminario, de un solo día, tiene como propósito identificar las problemáticas y alternativas de los grandes temas de desarrollo urbano que enfrenta la región.

Esos grandes temas son la recuperación de centros patrimoniales y de ciudad; el planeamiento del ordenamiento territorial; el mejoramiento de barrios, la provisión de servicios y espacios públicos, y la oferta de vivienda social, indicó Nicola.

En el evento participan expertos del BID y los viceministros y expertos de vivienda y urbanización de Centroamérica y República Dominicana.

En promedio la región centroamericana tiene una tasa de urbanización que varía entre el 69 % y el 73 %, por bajo del promedio del 81 % de América Latina y el Caribe, según los datos del BID.

Así que pese a las dificultades, Centroamérica "tiene todavía margen para continuar creciendo", pero debe revertir lo que se está haciendo mal y aprender de las "naciones vecinas" que lo están haciendo bien, dijo Nicola, sin más precisiones.