•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A pesar de que en el período de sequía, entre junio y septiembre pasados, se vio afectada la aplicación de inseminación artificial bovina en el país, para la empresa Embrio Export, distribuidora de semen bovino en Nicaragua, el 2014 será un buen año en ese campo de la ganadería.

“Se ha hecho mucha inseminación. Se han colocado termos (para manejo de semen bovino) donde antes no había y (las fincas) han iniciado su mejoramiento genético", aseguró Luis Bárcenas, gerente general de Embrio Export, que distribuye desde hace más de 20 años la marca estadounidense de semen bovino Select Sires.

Los datos de la empresa respaldan la afirmación de Bárcenas.

En lo que va del año, Embrio Export ha importado unas 25,000 dosis de ese material genético y ha incrementado sus ventas en un 8% respecto al año pasado.

En Nicaragua, existen 4.2 millones de cabezas de ganado, según el IV Censo Agropecuario, Cenagro.

De acuerdo a Bárcenas, al cierre del primer semestre del año había incrementado en un 15% la importación de semen bovino.

Bárcenas considera que la importación de semen bovino aumenta cada año en el país, ya que en años recientes en esa empresa apenas se importaban entre 12,000 y 14,000 dosis.

Día Tecnológico

De acuerdo con Bárcenas, la inseminación artificial se ha practicado por más de 30 años en Nicaragua, pero esa metodología ha tenido grandes avances en los últimos años.

Dijo que hay novedades en los principios de sincronización de celos, salud del hato, obtención de vacas que brinden mayor producción de leche y carne, entre otros.

Con el objetivo de actualizar a los productores en esos temas, esa empresa está organizando el Día Tecnológico Ganadero sobre Reproducción Bovina, que se llevará a cabo el próximo jueves 27 de noviembre.

Las charlas las brindarán Juan Pablo Muriel, un médico veterinario colombiano que representa a Select Sires en América Latina, y Earl Ingram, un ingeniero agrónomo nicaragüense que tiene más de 20 años de trabajar para la marca estadounidense.

"Prácticamente se mostrará el ABC de la inseminación artificial, pero con metodología nueva y las últimas tendencias. En temas de salud del hato, se mostrarán los medicamentos de punta y las mejores técnicas para combatir las enfermedades”, explicó Bárcenas.

Al evento asistirán unos 90 productores, especialmente ganaderos que ya conocen el semen bovino estadounidense, explicaron los organizadores.

Importancia

¿Por qué es importante la inseminación artificial bovina? "En el país han entrado toros de mejor calidad, con genética reconocida a nivel mundial", a través de esa metodología, afirma el gerente general de Embrio Export.

La empresa, afirma Bárcenas, tiene entre sus clientes unos 180 productores de León, Chinandega, Rivas, Nandaime, Granada, Matagalpa, Jinotega, Chontales y Estelí.

Para René Blandón, presidente de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua, Conagan, la inseminación artificial es importante para hacer más productivo el hato ganadero.

Blandón coincide con Bárcenas en que ha habido un mayor uso de inseminación artificial bovina en el país en los últimos años.

"La gran mayoría ya conoce la técnica (inseminación artificial). Ya no es algo en lo que se va ir a experimentar; ya bastante cantidad de ganaderos usamos ese método bien", sostuvo el presidente de Conagan.

 

40 DÓLARES aproximadamente es el costo de una dosis de semen bovino de toro con genética de alta calidad.

 

Se necesita mejorar la preñez de la vaca

Metas • Otro reto en materia de inseminación artificial es conocer el método más rápido y eficaz para la preñez. "A veces sincronizamos (modificación del ciclo fertilidad de la vaca) y solo un 50% se logra preñar, pero estamos tratando de usar un nuevo método, para que sea más efectiva la colocación del semen. Si inseminamos 100 vacas, que por lo menos 70 queden preñadas", afirmó René Blandón.

Luis Bárcenas manifestó que hay varios factores que inciden en la probabilidad de que la vaca quede preñada o no, como la alimentación y la salud del animal.

En el caso de Select Sires, aseguró, se estima que se debe usar en promedio 1.5 dosis de semen por cada vaca.

Eso quiere decir que para 100 vacas, se requieren en promedio 150 dosis de semen, porque ciertas vacas no quedan preñadas con la primera inseminación y se les repite el procedimiento.