• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El guatemalteco Juan Antonio Durán, que representa en Centroamérica a la empresa austriaca Schärf Group, brindó una entrevista a El Nuevo Diario en su más reciente visita a Nicaragua.

Esa compañía, como la define Durán, es una tostadora de café que lleva su producto hasta el consumidor final por medio de una cadena de 310 cafeterías, conocida como Coffee Shop Company, con presencia en 27 países alrededor del mundo.

Schärf Group, como parte del compromiso que tiene para mantener la calidad a sus consumidores, solo usa en sus mezclas café arábigo de altura, procedentes de más de 20 países del mundo, entre ellos Nicaragua.

La empresa decidió desde hace tres años comprar café de la finca La Virgen, ubicada en El Tuma-La Dalia (Matagalpa), entre todos los cafés de Centroamérica.

¿Cuántos consumidores están degustando su café?

En el 2013, alrededor de 30 millones de personas tomaron nuestro café. Para darle más cifras, en Rusia tenemos más de 80 tiendas ahora y ya somos la marca líder de consumo directo de café en Rusia.

¿En qué otros países de Europa están presentes?

Estamos en Alemania, Austria, Suiza, Hungría, Polonia, República Checa, Eslovaquia, estamos ingresando ahorita en Noruega y posiblemente el próximo año estemos en Holanda.

¿Por qué fue seleccionado el café de Nicaragua entre todos los cafés de Centroamérica?

Nosotros necesitamos un perfil de sabor suave para complementar las mezclas de café que ofrecemos a nuestros clientes. Y en Centroamérica, encontramos que el café producido por la finca La Virgen es el que mejor llena esas expectativas de calidad. Dentro de la producción de café centroamericano, de cuatro países, 25 millones de sacos producidos, encontramos que el café nicaragüense ha presentado un dramático incremento de calidad y sobre todo consistencia. Por esa razón, es que desde hace varios años hemos creado una relación de amistad y de negocios con el señor Henry Hüeck (copropietario de la finca) y con su familia.

¿Cuántos años tiene ya esa relación?

Tenemos tres años de estar comprando café de la finca La Virgen, y buscamos cada vez más la manera de estrechar los lazos y mejorar nuestra relación de negocios.

¿Han catado varios cafés en Centroamérica antes de decidirse?

Así es. El perfil de sabor del café que estamos hablando es una combinación entre suelos naturales, que tienen buen contenido mineral y sobre todo una flora bacteriana que es autóctona y muy resistente, con la genética adecuada de las plantas de café arábigo únicamente, y las mejores prácticas de cultivo y manejo.

Eso permite que tengamos tazas con un sabor bien definido, muy agradable al paladar, con mucho cuerpo (viscosidad, peso y grosor, con que es percibido en la lengua al momento de catarse), y un nivel adecuado de acidez y dulzura que permite que sea una experiencia sensorial para nuestros consumidores.

Dentro de las distintas opciones de café de Centroamérica hay café de larga tradición, como los de orígenes de Costa Rica y Guatemala, pero el café de Nicaragua se apega mejor a nuestras exigencias de calidad.

¿Ustedes compran todo su café a través de la modalidad de comercio directo?

Buscamos construir relaciones en los países donde compramos nuestro café. Tenemos la filosofía de que no aceptamos la información que nos puedan dar tal cual, sino que tenemos que garantizar al consumidor que todos los elementos que damos (el origen del café, las prácticas agrícolas, sociales y comerciales) se apegan a nuestros estándares, nuestra filosofía y ética de trabajo.

En este momento, el 65% de todo el café verde que compramos en diferentes países del mundo se compra de forma directa con los productores. Nosotros nos involucramos en proyectos de carácter social (en las fincas), pero exigimos que haya mucha consistencia en cuanto a la calidad y los volúmenes de café producidos para nosotros.

¿Para un tostador de café internacional, como la empresa a la que usted representa, cuál es el significado de la consistencia en el café?

Significa simplemente que la calidad del café que reconocimos como especial, no va a variar a lo largo del tiempo. Esa es una responsabilidad de nuestros amigos productores, de ser capaces de luchar con las variaciones agroclimáticas y enfrentar retos que pueden ser aterradores, como el caso de la (plaga de la) roya. Es decir, ellos son capaces de pedir nuestra ayuda, si ese fuera el caso, o enfrentar el reto por su cuenta, por la experiencia y pasión que tienen.

¿Qué cantidad de café compran en Nicaragua?

Estamos en 17 toneladas por año, pero las estamos incrementando gradualmente.

¿Cuánto les gustaría tener en los próximos dos o tres años?

Podríamos llegar a duplicar lo que hemos incorporado, pero eso está en manos de nuestros consumidores.

Es un poco difícil proyectarlo para nosotros, pero estamos redoblando esfuerzos para dar a conocer el café, que la gente reconozca su calidad.

¿En qué otras regiones del mundo, fuera de Centroamérica, compran café?

Compramos en América Latina, África, India y Oceanía.

¿A qué obedece su visita por Nicaragua en esta ocasión?

Estamos en una gira por Centroamérica, con mi jefe (Marco Schärf, propietario de Schärf Group), aprendiendo siempre sobre café, ya que es bien importante nunca dejar de aprender y fortaleciendo la relación con la finca La Virgen.

Participamos en una convención de café y ahora estamos haciendo esta visita a este bello país, que es Nicaragua.

En una reciente visita a Nicaragua Shawn Hamilton, presidente de la Asociación de Cafés Especiales de América, SCAA, de Estados Unidos, dijo que el café nicaragüense está casi a la par del café de Guatemala. ¿Usted qué opina?

Es correcto. En este tema, el nacionalismo no cuenta. Lo que cuenta es la pasión por dar un excelente producto y hay algunas partidas o microlotes de café que se han evaluado en esta visita (a Nicaragua), que se asemeja mucho su perfil de sabor al café del valle central costarricense o a regiones especiales como Fraijanes y Atitlán, de Guatemala.

Ese es el resultado del esfuerzo que se está haciendo en Nicaragua por darle esa consistencia a lo que yo me refería, y tiene que ver también con la pasión que se pone.

Diría que algunos productores de larga trayectoria en los países centroamericanos que han sufrido los embates de las variaciones de precios y cambios del clima, han perdido el entusiasmo por mantener la inversión y la mística en la calidad de la finca. Eso abre oportunidades, que pueden ser cubiertas exitosamente por productores de café de Nicaragua.

Estamos muy contentos con el café de Nicaragua, sus personas y su cultura. Esperamos que esta visita ayude a fortalecer los lazos de una relación a largo plazo, que nos permita siempre estar presentes en Nicaragua y que el café de Nicaragua esté presente en esas 310 cafeterías, en esos 27 países.

¿Quién es?

Juan Antonio Durán

Profesión: Ingeniero agrónomo.

Juan Antonio Durán es representante en Centroamérica de la empresa Schärf Group, de origen austriaco.

Oriundo de Antigua, Guatemala, Juan Antonio Durán es ingeniero agrónomo, graduado de la Escuela Agrícola Zamorano (Honduras).

Además, es catador certificado, trader (comerciante) de café grado cuatro. Tiene 24 años de experiencia en cultivo de café, hasta el tostado y mezclado del grano. Asimismo, Durán dijo que aprendió la técnica de barismo, para un mejor desempeño en su trabajo.