• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El catedrático Alejandro Aguilar dijo ayer que gravar con el Impuesto al Valor Agregado, IVA, y retener el Impuesto sobre la Renta, IR, a las Pequeñas y Medianas Empresas, Pymes, así como gravar la cooperación, aumentaría la informalidad en las empresas y provocaría que muchos cooperantes analicen retirarse del país.
“La situación de las Pymes es difícil en este país y es necesario que cada día más de estas pequeñas unidades de producción se vayan formalizando, pero con medidas de este tipo más bien muchas de ellas que ahora son formales, optarán por la informalidad”, señaló Aguilar.
El experto reaccionó así respecto a una iniciativa de reforma a la Ley de Concertación Tributaria, LCT, que el Ejecutivo envió a la Asamblea Nacional y que contempla hacer pagar el IVA y retener el IR a las Pymes.
La iniciativa además plantea exonerar solo aquellos proyectos de cooperación internacional que estén suscritos al Gobierno.
Incentivos
Para Aguilar, catedrático de la Universidad Americana, es necesario que el Gobierno otorgue regímenes de incentivos para que las Pymes se formalicen.
“En vez de gravar con impuestos es necesario crear ciertos incentivos no fiscales”, destacó.
En Nicaragua, según los resultados principales de la XXI Encuesta de Hogares para la Medición del Empleo Urbano y Rural, ocho de cada diez empleos son generados por micro y pequeñas empresas.
Un 40% de las exportaciones que realiza el país son producidas por Pymes y estas aportan —según cifras oficiales—el 40% del Producto Interno Bruto en Nicaragua y emplean a unas 230,000 familias.
A través de la reforma a la LCT se deroga el numeral 13 del artículo 127, que otorga la exención del IVA a la producción nacional de pantalones, faldas, camisas, calzoncillos, calcetines, zapatos, chinelas, botas de hule y botas de tipo militar, además de blusas, vestidos, calzones, sostenes, camisolas, corpiños, pañales de tela y ropa de niños y niñas.
Los donantes
Para Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides, gravar con impuestos a la cooperación internacional sería un “grave error”, porque muchos donantes optarán por llevarse su plata a otro país.
“Al gravar la cooperación, el donante tendrá dos opciones: suscribir con el Gobierno o llevar su plata a otro lado, eso afectaría al país”, destacó Chamorro.
El director de Funides ve un interés del Gobierno de canalizar esas donaciones, pero señala que muchos donantes podrían irse del país.
“Algunos van a suscribir convenios con el Gobierno para poder seguir gozando de esas exoneraciones”, indicó.
Aguilar señaló que el Gobierno debe explicar cuál es la lógica para que una donación amparada en un convenio con el Gobierno goce de exoneración, y no una cooperación amparada en un convenio entre organizaciones no gubernamentales.