• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua insistirá hasta lograr que el Congreso de Estados Unidos apruebe una extensión del Régimen Arancelario Preferencial, TPL, por sus siglas en inglés, informó ayer el delegado presidencial para las Inversiones, Álvaro Baltodano.

El funcionario explicó que el país, sin embargo, tendrá que esperar a que el Congreso estadounidense incorpore en su agenda los temas comerciales, donde será incluido el caso de los TPL, que vencen el próximo 31 de diciembre.

“Ese es un tema que está pendiente siempre, si bien en diciembre que es cuando se abre el Congreso en Estados Unidos… es un tema que tiene que entrar dentro de temas de comercio, (y) si el año que viene entran estos temas a discusión en el Congreso, entraría el tema de los TPL”, dijo ayer Baltodano.

De acuerdo a un informe de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides, podrían perderse unos 7,000 empleos en el sector textil una vez que expire este beneficio que reciben varias empresas de zona franca.

Empresas deciden

El delegado presidencial para las Inversiones, sin embargo, explicó que dependerá de cada una de las empresas realizar o no recorte de personal.

“Esperamos que se refleje lo menos posible, ese es el trabajo que estamos haciendo y que seguimos haciendo, puede disminuir un poco el área textil manufacturera, y que aumente en otros sectores, en este caso el área de arneses, por ejemplo, que está ampliando su capacidad de producción”, señaló Baltodano.

Por su parte Alfredo Artiles, presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham, dijo que el caso de los TPL no está cerrado mientras siga en la agenda del Congreso de los Estados Unidos.

“Nosotros tenemos que seguir insistiendo hasta que llegue la fecha (31 de diciembre)”, sostuvo Artiles.

El director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección, Anitec, Dean García, ha dicho en ocasiones anteriores a El Nuevo Diario que una empresa, en este período de transición, puede estar entre seis meses y un año elaborando sus prendas textiles sin este régimen especial.