•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A la hora de buscar formas para reducir los costos, en ocasiones, los clientes optan por comprar cartuchos de impresión no originales, sin evaluar convenientemente el riesgo y las desventajas de esta operación. Sin embargo, una tendencia de mercado de los últimos años indica que los clientes cada vez más vuelven a los suministros originales, por tranquilidad y calidad, y esto se debe a un aspecto fundamental: el color.

Si bien los expertos llevan años prediciendo el futuro de las “oficinas sin papel” y las investigaciones de mercado muestran una caída estimada del 3-4% de páginas impresas el último año, las comunicaciones impresas en color siguen siendo una de las mejores herramientas de marketing para presentar de manera efectiva e impactante los objetivos y los logros de su negocio.

Dada la importancia que asume el color en los negocios y considerando que la diferencia de precio entre las impresoras color y el segmento monocromático ha disminuido considerablemente, toma especial relevancia conocer el mundo de los consumibles y los términos específicos que se utilizan para describir los cartuchos en el mercado. Es fundamental conocer estas diferencias porque la brecha de calidad y rendimiento es muy significativa especialmente en los equipos color.

Hay tres palabras en las que debemos centrarnos: originales, compatibles y re manufacturados. Un cartucho original es un cartucho de tóner elaborado por un fabricante de equipo original y está bajo el completo control de un proveedor de impresoras que posee todas las patentes relacionadas.

Un cartucho compatible es un cartucho de tóner de repuesto producido por un fabricante externo, formado en su totalidad por nuevas piezas y plásticos, pero que ofrecen la misma calidad y fiabilidad del original cuando están respaldados por marcas de prestigio, como los cartuchos producidos por Xerox Corporation para impresoras de otras marcas.

Los cartuchos remanufacturados se refieren a los insumos que se han vuelto a fabricar o rellenar de tóner, normalmente por una compañía externa independiente. Este fabricante externo parte de un cartucho OEM original, lo abre, lo prueba y sustituye las piezas desgastadas, repone el tóner adecuado y lo vuelve a montar.

Dentro de los productos remanufacturados existen diferentes niveles de calidad. Sin embargo, en la industria de los consumibles es sabido que no existen tóners color de buena calidad para rellenado, e incluso pueden traer serios problemas para las impresoras e invalidar la garantía.

Por todos estos motivos, y en sintonía con los resultados de las investigaciones de mercado que muestran cómo los usuarios de color están buscando formas de conservar la calidad tratando de pagar menos, sin duda merece la pena tener en cuenta las opciones de cartuchos de repuesto de color, diseñados con la misma calidad, rendimiento y sostenibilidad que los originales, pero siendo además la mejor respuesta a los requerimientos actuales de los clientes.

El cliente quiere enfocarse en su trabajo y no en su impresora, por eso buscan confiar en un producto que los libere de preocupaciones en cuanto a sus necesidades de impresión. Para darles la mejor calidad de imagen y rendimiento, es importante utilizar cartuchos de impresión que den los resultados esperados a un precio conveniente. Los cartuchos de repuesto de empresas reconocidas en el mercado, como Xerox u otras, son una opción muy adecuada en este sentido, porque proveen un mayor rendimiento y ahorro, con el valor añadido de los estándares de calidad, confianza y seguridad.

* Supplies Product Manager, Xerox