•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Unas 35,000 familias agricultoras del país han dejado de trabajar con agroquímicos en sus cultivos y se han dedicado a cosechar con métodos agroecológicos.

Esas familias están dentro de la Alianza Semillas de Identidad, una organización que trabaja en la promoción y rescate de semillas criollas y acriolladas, junto con una red de siete organizaciones de agricultores del país, entre ellas la Union Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG; el Movimiento de Productoras y Productores Agroecológicos y Orgánicos de Nicaragua, Maonic, el Centro Humboldt, entre otros.

Harold Calvo, coordinador de la Alianza Semillas de Identidad, contó que lo que se proponen es que las familias agricultoras transiten de una cultura meramente química que hay en el país a una agricultura agroecológica.

Según Calvo, una agricultura agroecológica es más amigable con el medio ambiente, sana y permite recuperar las fuentes de agua y los suelos dañados por la aplicación, durante muchos años, de agroquímicos.

Referente a las semillas criollas y acriolladas, Calvo contó que esas familias ya cuentan con alrededor de 400 bancos comunitarios de semillas.

“Esos bancos guardan esas semillas y después se las prestan a otros pequeños productores", explicó el coordinador de Alianza Semillas de Identidad.

Los bancos de semillas están en diferentes partes del país: Nueva Segovia, Chinandega, Matagalpa, Jinotega, Boaco, Chontales, Estelí, Carazo, Rivas, Carazo, Granada y Masaya.

Con esos bancos de semillas hay capacidad para sembrar más de 9,000 manzanas.

BENEFICIOS

La iniciativa nació en 2008.

"Eran pocas organizaciones las que estábamos en la alianza y eran pocas familias campesinas las que estaban produciendo con semillas criollas”, reveló Calvo.

Con el tiempo, esa organización ha demostrado a las familias agricultoras que las fincas agroecológicas tienen mayor resistencia al lavado del suelo, porque tienen mayor capacidad de infiltración de agua, y las que tienen mayor diversidad de plantas y cultivos además son más resistentes al cambio climático, por su microclima.

Asimismo, comenzaron a trabajar en el tema de los bancos de semillas.

El coordinador de la Alianza Semillas de Identidad manifestó que comenzaron a hacer ferias de intercambios de semillas entre productores.

“Se comenzaron a activar organizaciones de productores de semillas criollas. Las intercambiaban con sus vecinos y comenzaron a experimentar. Así se comenzó a activar toda esta red, que ha dado bastante resultado", recordó Calvo.

Esa red ha identificado unas 80 variedades de frijol, más de 50 variedades de maíz, más de cuatro variedades de sorgo y más de cuatro variedades de arroz.

CONTRA AGROQUÍMICOS

Esa alianza está en contra de la agricultura con agroquímicos y transgénicos, y como tal, celebró ayer, 3 de diciembre, el Día Mundial del No Uso de Plaguicidas.

“Estamos haciendo un sinnúmero de acciones como foros, debates y divulgación, intercambio de conocimientos y experiencias de productores que tienen fincas agroecológicas. (Esperamos) que los demás miren que pueden trabajar con abonos orgánicos y evitar la contaminación de las fuentes de agua", afirmó Calvo.

Los agroquímicos (fertilizantes, plaguicidas e insecticidas) se usan en Nicaragua desde los años 50 del siglo pasado, comentó el coordinador de Alianzas Semillas de Identidad, y han provocado contaminación de suelos, fuentes de agua y la salud de las personas.

"Entonces vamos a hacer una campañita en el país… Queremos dar a conocer a la población en general cuáles son los efectos nocivos de los plaguicidas en el medio ambiente y la salud, y el peligro de introducir transgénicos en Nicaragua", expresó Calvo.