•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Luego de enfrentar este año una de las peores sequías que se hayan padecido en el país, representantes de los ganaderos consideran que el 2015 será un año aún más complicado para ese sector.

Aún así, creen que la experiencia de la sequía, por la cual calculan que se perdieron más de 5,000 reses, los ha dejado mejor preparados para enfrentar el verano del año que está por venir.

El 2013, dicen los productores, fue un año cosechero y pudieron recoger "suficiente" alimentación para sostener su ganado.

Salvador Castillo, presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, Faganic, recordó que los productores estaban preparados para que la alimentación del ganado les durara hasta mayo, pero entró "una sequía que nunca se había visto en la historia de este país".

5 MIL RESES MUERTAS

Y a pesar de que creían que la comida guardada era suficiente, se les agotó en los meses de la sequía y el ganado comenzó a sufrir.

Las organizaciones de ganaderos llegaron a contabilizar hasta 2,500 reses muertas entre junio y julio del año, pero luego, según el presidente de Faganic, los productores prefirieron dejar de reportar sus decesos de ganado ante la falta de apoyo gubernamental, por lo que estiman que al final se superaron los 5,000 animales muertos.

"Eso nos ha hecho recordar que debemos estar preparados para el cambio climático", subrayó ayer Castillo durante un encuentro con periodistas.

Castillo dijo que como organización ganadera le han sugerido a los productores mejorar las prácticas de manejo de la ganadería, producir más y mejor alimentación para sus animales, mejorar la genética y la sanidad del hato del país.

"Nosotros aprendimos que tenemos que estar preparados, no como lo hacemos tradicionalmente hasta el mes de mayo (…), porque el cambio climático que nos afecta en la actualidad y se percibe no solo en Nicaragua, nos invita a mejorar nuestras prácticas y estar todo el tiempo preparados. Entonces, en el 2015, que se habla de más sequía, yo creo que podemos estar mejor preparados que en el 2014", concluyó el productor.