•   Macuelizo, Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los frijoles rojos ya se pueden comprar a C$17.00 la libra en el mercado de Ocotal, donde hace un mes se cotizaba a C$ 35. Para el consumidor es un tremendo alivio, tanto para su economía familiar como para su paladar, acostumbrado al sabor y al color del grano que con reticencia lo había sustituido por el de color negro por estar más barato.

Pero en el campo, los pequeños productores del grano que han intensificado la arranca de matas con vainas que les ha producido la postrera, realizan sus cuentas: costos-ganancias. “Los comerciantes se andan aprovechando, ya pasan por aquí, ofreciendo precios de C$ 1,200 y C$ 1,300 el quintal”, se quejó Marlon José Rodríguez Melgara, en plena faena de arranque en la comarca San Nicolás, municipio de San Fernando.

En las 2.5 manzanas que sembró en tierra alquilada espera levantar 30 quintales de frijoles, que considera hubo un bajón por el impacto de la irregularidad de las lluvias. “He invertido U$ 500 dólares en el cultivo, solo en insumos; aún me falta sumar la mano de obra”, indicó.

MEJOR PRECIO

Como estrategia para no perder en este lapso de bajos precios, guardará en silos 90 quintales de maíz y los 30 de frijoles. “Es para el consumo de la familia y la semilla para el próximo ciclo. Lo que sobre lo venderé, pero hasta en enero que vuelvan a subir los precios”, estimó.

En Macuelizo, uno de los territorios áridos de Nueva Segovia, los labriegos también están levantando la cosecha del grano rojo. A pesar del impacto de la sequía, a la entrada del invierno, celebran los rendimientos de 20, 25 y hasta 30 quintales por manzana.

Una forma de esquivar las dificultades que generan las sequías, son los bancos de semilla, de los que hay 10 en el municipio, fomentados por el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria.

“Allí guardamos las semillas criollas y acriolladas, variedades que ya las tenemos adaptadas al clima de la zona. Es una buena estrategia. Antes el productor se quedaba sin nada o lo vendía todo. Ahora contamos con una infraestructura donde almacenamos todo el grano”, explicó Francisco Jiménez, de la comarca Guasure, municipio de Macuelizo.

BANCOS DE RESERVA

El Banco de Semillas, administrado por junta directiva, “si nos prestan 100 libras, devolvemos 200. También estamos acopiando para el consumo en los tiempos críticos. Se les vende a los mismos socios porque a veces se quedan sin nada para la comida”, explicó.

Resalta la organización comunal en los bancos de semilla, donde han superado el individualismo. Según Rodríguez, el banco al que pertenece, ha sembrado dos manzanas de frijol, exclusivamente para semilla, y darse respuesta en el próximo año.

También expuso que para evitar vender a bajos precios, a como se están mostrando ahora, están utilizando la estrategia de guardar en los bancos de semilla, granos para ofrecerlo a la propia comunidad.

ETIQUETARÁN FRIJOL

Axel Gómez, técnico de la Alcaldía de Macuelizo, dijo que están en la mira de patentizar la marca de frijol “Macuelizo” para que este territorio brille con lo positivo y no por noticias de su pobreza.

El frijol macuelicense es afamado por su alta calidad y rendimiento, por el singular color y sabor del grano.

La lista de variedades criollas y acriolladas que se cultiva en Macuelizo es abundante, entre los nombres que se pudieron observar en un estante en la Cuarta Feria del Frijol, festejada el viernes último, están: Inta rojo, Inta norte, Gemelo, Cuarenteño, Seda, Cartuleño, Tamarindeño, Susucayán, Manada, Carpuleño, Línea 3, Caupí y Sulica.

Fabio Bernabé Herrera, del banco de semilla de Arrayanes, explicó que el Tamarindeño es el más rápido para desarrollarse. “A los 45 días está madurando y a los 60 días se está recogiendo”, señaló.

 

Una forma de esquivar las dificultades que generan las sequías, son los bancos de semilla. En macuelizo existen 10 de estos centros.