Ricardo Guerrero Nicaragua
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al finalizar el año, los empresarios nicaragüenses perciben que la economía del país ha mejorado y también señalan que la situación actual de la empresa privada es mejor que hace cinco meses, según la última encuesta sobre las empresas que realiza la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides.

"Hubo un gran número de empresarios que piensan que la situación económica mejoró, de 4% en junio a 19% en noviembre y los que piensan que la situación es peor disminuyó de 20% en junio a 15% en noviembre", señala el IV informe de Coyuntura Económica de Funides.

Juan Sebastián Chamorro, Director ejecutivo de Funides, señaló que la percepción positiva de la empresa privada obedece a que el problema de la sequía y los temblores de abril que afectaron al país ya fueron superados y que la baja de los precios internacionales del petróleo están dando un "respiro" a la economía.

Funides también atribuye la mejoría de la percepción empresarial a una mayor capacidad de compra de los trabajadores inscritos al Instituto de Seguridad Social, quienes han mejorado su salario real.

Hasta septiembre de este año, según el Banco Central de Nicaragua, BCN, el salario real del empleo formal se ha incrementado en 2.5%, después de varios años de permanecer estancado.

Empresa privada, mejor

Los empresarios encuestados perciben una mejora en el balance de la situación actual para la empresa privada, pasando de un balance negativo de 1% a un balance positivo de 14% entre junio y noviembre de 2014. Mientras el porcentaje de los empresarios que percibió una situación peor de la empresa privada se mantuvo constante en 7%.

“La proporción de los que perciben una mejor situación aumentó de 6% en junio a 20% en noviembre”, destaca el informe de Funides.

Entre los factores positivos que perciben los empresarios está la disponibilidad de crédito, la alta demanda de productos en Centroamérica y el aumento de la demanda interna y entre los factores negativos aparece la inflación, la corrupción y el entorno político.