•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aunque Nicaragua es un país netamente agropecuario, la cartera de crédito que el Sistema Financiero destina para este sector es una de las más pequeñas y además es la que menos creció este año, según datos de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides.

"Esto es negativo para el sector agrícola porque el sistema financiero no le está otorgando suficiente crédito y los préstamos al sector ganadero que el año pasado crecieron 26%, ahora lo hacen al 14%", indicó Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides.

Hasta el mes de octubre el Sistema Financiero contaba con una cartera de crédito total de C$92,639.5 millones, de los cuales, solo el 9% fue destinado al sector agrícola y el 2% al sector ganadero, mientras que el sector comercial concentra el 34.8% del total de los préstamos.

En cuanto al crecimiento interanual de la cartera del sector agrícola hasta octubre pasado está solo había aumentado un 4.2% al pasar de C$8,319.9 millones a C$8,670.1 millones. El año pasado los préstamos a este sector crecieron 14.1%.

En tanto, el crédito al sector ganadero obtuvo un crecimiento del 21.6% al pasar de C$1,567.1 a C$1,905.6 millones. El año pasado el crecimiento interanual de los créditos que los bancos otorgaron a este sector fue del 35.1%.

"Quizás estas menores colocaciones en el sector agrícola obedecieron al problema de la sequía, los bancos estaban más cautelosos y se dedicaron a financiar cultivos más resistentes a la sequía", destacó el director ejecutivo de Funides.

Esperan más apoyo

Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, considera que la sequía tuvo que ver mucho con la contracción del crédito al sector, pero también se siente confiado que el próximo año habrá más apertura de parte de la banca.

"No estábamos preparados para este problema (sequía), pero ahora los productores estamos invirtiendo en sistemas de riego y a medida que el productor vaya invirtiendo en estos sistemas, los bancos tendrán más confianza e inyectarán más fondos al agro", señaló Healy.

Según el dirigente de los productores la banca tiene que tomar en consideración para el próximo año a muchos agricultores que no produjeron y que quieren producir. "La banca tiene que considerar que muchos no pudieron producir y poner más fondos en el sector productivo", manifestó.

Roger Incer, Gerente de Crédito Agropecuario de Banpro dijo recientemente que ellos manejan una cartera de US$150 millones para el agro.

"Nosotros queremos seguir apoyando al sector agrícola y cada año los préstamos a este sector vienen creciendo a un ritmo del 20% y en 2015 queremos alcanzar los US$200 millones", destacó.

Algunos expertos consideran que el sector agrícola requiere de por lo menos US$1,200 millones anuales para dinamizarlo, y apenas se le inyecta menos de la mitad, US$500 millones.