elnuevodiario.com.ni
  •   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |

El petróleo de Texas (WTI) volvió a caer ayer con fuerza un 3.28% y cerró en US$55.91 el barril, por debajo de la barrera psicológica de los 56 dólares, su nivel más bajo desde mayo de 2009.

Al término de la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en enero próximo cayeron US$1.90 respecto al precio de cierre del viernes reciente.

El crudo de referencia en el país continuó la caída libre y terminó ayer en niveles que no veía en más de cinco años, pese a que durante la jornada se conoció un dato mejor de lo esperado sobre la economía estadounidense.

La producción industrial creció un 1.3% en noviembre y logró su mayor aumento mensual desde mayo de 2010, por encima del 1% que esperaban los analistas, según publicó ayer la Reserva Federal, que revisó al alza el dato de octubre.

Por su parte, el barril de crudo de Brent para entrega en enero próximo, de referencia en Europa y el resto de los mercados internacionales, cerró ayer en Londres en US$61.06, un 1.26% menos que al término de la sesión anterior.

Caída desde junio

El barril de Texas está muy por debajo de los US$102.53 de máximo anual que tuvo en junio pasado, antes de que el precio del petróleo WTI, de referencia en Estados Unidos, comenzara a caer, con un descenso que se agudizó a fines de septiembre último.

La razón de este desplome se debe a un exceso de la oferta de los principales productores y en el caso de Estados Unidos, además, por el importante incremento registrado en los últimos años en la producción de petróleo de yacimientos de esquisto (“shale”).