•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El petróleo de Texas cerró ayer con una mínima subida del 0.1% y se situó en US$55.93 el barril, por debajo todavía de los US$56, en una jornada en la que llegó a caer más de dos dólares.

Al término de la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en enero próximo avanzaron 2 centavos respecto al precio de cierre del lunes pasado.

Después de las fuertes caídas del día anterior, en el que cerró en niveles que no veía en más de cinco años, el crudo de referencia en el país vivió ayer una jornada de gran volatilidad, en la que llegó a caer hasta los US$53.60.

Al final del día el barril de Texas logró recuperar todo el terreno que había perdido y cerró sin apenas cambios, aunque todavía continúa por debajo de los US$56.

El Brent en US$59.86

Peor fueron las cosas en el caso del barril de Brent, que cayó, ayer martes, un 1.96% y cerró en US$59.86, por debajo de los US$60. Precisamente ayer la agencia Standard & Poor’s volvió a revisar a la baja sus pronósticos del precio del petróleo para los próximos dos años, cinco dólares menos de lo previsto hasta ahora tanto para el WTI como el barril de Brent, de referencia en Europa.

Para el crudo europeo las perspectivas de Standard & Poor’s hablan de un valor medio de entre US$70 y US$75 por barril, mientras que en el caso del WTI calcula que se situará entre US$65 y US$70.

Baja la gasolina

Por otro lado, los contratos de gasolina para entrega en enero bajaron 3 centavos de dólar hasta US$1.53 el galón, mientras que los de gasóleo de calefacción para entrega ese mismo mes descendieron 4 centavos de dólar y cerraron en US$1.96 el galón.

Finalmente, los contratos de gas natural para entrega en enero, que también se toman como referencia, terminaron la jornada con un descenso de 10 centavos de dólar y cerraron en US$3.61 por cada mil pies cúbicos.