•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los productores de café del norte del país están alertando a las autoridades del país sobre un nuevo brote de roya en los cafetales.

La presidenta de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, Asocafemat, Aura Lila Sevilla, dijo esta semana que "es bien alarmante en el gremio" que todo el café de la variedad Caturra está "seriamente afectado por la roya".

“Estamos hablando de las plantaciones en producción y las plantas que se podaron en los dos ciclos (2012 y 2013) que fuimos afectados por la roya", aseguró Sevilla.

Según la representante de los cafetaleros de Matagalpa, eso quiere decir que el país se tiene que dirigir a hacer cambio de variedades en el café. Eso, asimismo, significará hacer grandes inversiones y cambios en la calidad del grano.

La variedad de café caturra es la que aporta mayor calidad al café de Nicaragua, según los conocedores de la materia. Según información oficial, en Nicaragua un 72% del café es de esa variedad.

En 2012, estadísticas de la Organización Internacional del Café, OIC, reflejaron que un 37% de los cafetales de Nicaragua resultaron afectados por la roya. Según el Censo Nacional Agropecuario de 2011, el país contaba con más de 180,000 manzanas de ese rubro.

De acuerdo con un reporte de El Nuevo Diario, hace unos meses, algunos productores en la zona norte del país ya se han decidido por variedades de café como Catimore o Lempira, que son más resistentes a la roya.

Tierra reseca

La productora de café, además, se mostró muy preocupada por los efectos del cambio climático en la caficultura.

Explicó que por un lado caen fuertes precipitaciones que provocan mayor erosión de los suelos y deslaves de los insumos químicos aplicados, pero por otro lado hay sequías prolongadas. "Ahorita debería estar lloviendo, pero ya tenemos 15 días que no llueve", aseguró.

Como consecuencia de ese fenómeno, en el café se está dando una maduración lenta, explicó Sevilla.

"Vemos que los suelos no responden y no sabemos qué está pasando con las plantaciones (…) Vemos en este momento que la tierra está completamente seca y rajada y eso afecta las plantaciones (de café) que hemos resembrado y también las plantas que están en producción", describió Sevilla.