•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La diversificación de los productos agropecuarios en el país avanza con paso firme en la costa Caribe donde según el asesor presidencial para asuntos económicos, Bayardo Arce, se estima que el cultivo de palma africana se acerca a las 30 mil manzanas sembradas.

Arce señaló en el programa de televisión, En vivo con Danilo Lacayo, que en el caso de esa región existen 250 mil manzanas de tierra cultivables. “En los estimados que hay de café robusto y palma africana estamos hablando de 80 mil manzanas, todavía quedan 120 mil manzanas para sembrar”, aseguró.

Según el IV Censo Nacional Agropecuario, Cenagro 2011, la RACS tiene 12,997 manzanas de palma africana y Río San Juan, 5,708 manzanas, y son las principales zonas productivas de ese rubro.

En años anteriores, el presidente Daniel Ortega encomendó al Banco Central, entonces presidido por Antenor Rosales, y una comisión con productores diseñar un plan de producción en materia de alimentos. Sin embargo, Arce, recordó que la productividad sigue frenando estos avances.

“Hay que ver la tecnología que impulse la productividad que es lo que nos va a ir resolviendo ese problema”, refirió.

Inversiones

De acuerdo, a cifras del Centro de Exportaciones e Importaciones (CEI), en 2013 existían 18,809 manzanas sembradas de palma africana a nivel nacional. Solo a México, el principal mercado de este producto, en concepto de aceite de palma comestible, se exportaron US$ 410,000.

El delegado presidencial para las inversiones, Álvaro Baltodano, declaró recientemente que en los últimos años, las inversiones en este rubro han ido creciendo poco a poco.

“Nicaragua comenzó con la palma africana hace varios años, en la zona de Kukra Hill, fundamentalmente. Hoy tenemos seis proyectos que tienen en pocos años la meta de sembrar más de 20,000 manzanas de palma africana. Cuando nos demos cuenta vamos a tener en la zona del Caribe más de 30,000 manzanas de palma africana sembradas”, manifestó Baltodano.

Uno de los beneficios referidos por los productores de este rubro es la generación permanente de empleos. Se estima que por cada 10 hectáreas sembradas se produce un empleo en la etapa de corte. En el caso de la recolección se crea un empleo por cada 50 hectáreas e igual número de empleos por cada 4.7 hectáreas en el mantenimiento de las plantaciones.