•  |
  •  |
  • AFP

El Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmó este lunes que la situación de la economía nicaragüense es "positiva" y estable, pero alertó sobre los factores exógenos que podrían convertirse en amenazas, como los precios internacionales del petróleo y la economía mundial.

El subdirector-gererente del FMI, el brasileño Murilo Portugal, de visita en el país, valoró que la situación de la economía "es positiva, es estable, pero claro que hay riesgos y retos y hay que estar vigilantes y preparados para tener una actitud proactiva".

El funcionario se encuentra de visita en el país para entrevistarse con autoridades económicas y, de forma especial, "presentar su saludo al presidente Daniel Ortega" quien asumió el gobierno en enero de este año.

El funcionario dijo que "la economía sigue creciendo en una tasa importante, aunque quizás un poco menor que lo proyectado antes de estos eventos de shock", alusivos a los altos precios del petróleo y fenómenos climáticos en el país.

Las exportaciones han aumentado más de lo previsto en el programa económico y los indicadores monetarios siguen según lo previsto, añadió.

Las autoridades económicas habían estimado un crecimiento del 4,2 por ciento para 2007 pero el aumento de precios del petróleo, además del huracán Félix e intensas lluvias que dañaron cultivos y parte de la infraestructura productiva, hizo una revisión a la baja de las proyecciones, que se situaron entre 3,7 y 3,9 por ciento.

Desaceleración en la economía de EEUU

Portugal manifestó que las economías de Centroamérica se van a ver afectadas por la desaceleración en el crecimiento de la economía de Estados Unidos, así como los precios internacionales del petróleo que están teniendo un impacto en la inflación "que se aceleró acá (Nicaragua)", pero pensamos que sea temporal.

En agosto, la cifra de inflación de 7,5 por ciento se modificó al 9,5 por ciento  pero en octubre sobrepasó los dos dígitos al colocarse en 10,71 por ciento  y según el Banco Central de Nicaragua (BCN) podría alcanzar hasta el 16 por ciento. Portugal se entrevistó por la mañana con funcionarios del gabinete económico.