•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) informó ayer de que una institución de arbitraje reconoció parcialmente uno de los reclamos por sobrecostos, US$233 millones de los 463 reclamados, del principal contratista de la ampliación de la vía, Grupo Unidos por el Canal (GUPC).

La ACP indicó en un comunicado que la Junta de Resolución de Conflictos (JRC) emitió una decisión en la que “reconoce el pago de una fracción de los montos reclamados por GUPC, en concepto de supuestos sobrecostos en las obras del tercer juego de esclusas de la ampliación del Canal”.

La administración del Canal de Panamá explicó que el sobrecosto reconocido se refiere a los gastos no previstos incurridos por la menor calidad a la esperada del basalto que se extrae de una mina aledaña a una de las esclusas del Pacífico para la construcción de la obra.

La ACP expresó en su comunicado que en este caso, GUPC reclamaba unos US$463 millones, “de los cuales, la junta le reconoce solo US$233 millones”.

En la decisión de la JRC también se le reconoce al grupo contratista una extensión de la fecha de entrega de 176 días, después de que GUPC reclamaba 265 días.

Revisión de caso

Las partes tienen la opción de elevar el caso ante un Tribunal del Arbitraje bajo las reglas de la Cámara de Comercio Internacional de no estar alguna satisfecha con esta decisión. Por ello, el administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano, dijo que este no es necesariamente el final del proceso.

Aunque en esta instancia hay un reconocimiento parcial en ambas direcciones, nos corresponde hacer un análisis profundo técnico y jurídico de esta decisión para dar el paso que más convenga a los intereses del Canal”, señaló Quijano.

GUPC ha presentado numerosos reclamos por sobrecostos, de los cuales, anteriormente, la JRC ya había reconocido dos a favor de la ACP contra el contratista, que reclamaba en esos dos casos un total de US$130 millones.

Quijano anunció el pasado 26 de diciembre que GUPC presentó dos nuevos reclamos, que suman U$735 millones, por sobrecostos en el proyecto de ampliación del Canal de Panamá.

Con los dos nuevos reclamos, los sobrecostos presentados por el consorcio liderado por Sacyr y integrado por la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panamesa Cusa suman unos US$2,300 millones

Los últimos reclamos son por el mayor peso al esperado de las gigantescas compuertas de las esclusas (US$333 millones) y por “haber acelerado el trabajo” (US$402 millones), explicó Quijano.

En 2009, ambas partes, ACP y GUPC, firmaron un contrato por US$3,118 millones para el diseño y construcción de las nuevas esclusas del canal, el principal proyecto de la ampliación de la vía interoceánica.

463 millones de dólares esperaban las empresas constructoras les pagaran por sobrecostes

5,250 millones de dólares es el presupuesto aprobado para la ampliación total.

Paralización de las obras

Reanudación • Por diferentes sobrecostos que el contratista aseguró haber sufrido en la obra, la construcción de las esclusas se paralizó en febrero de 2014 durante dos semanas, hasta que GUPC y la ACP encontraron una solución que le dio liquidez al consorcio sin afectar la cifra final del contrato.

El programa total de la ampliación, iniciada en 2007 y con un avance del 85 %, tiene un presupuesto de US$5,250 millones, y debe estar concluida este año para que el nuevo canal comience a operar comercialmente en el primer trimestre de 2016.

Desde su inauguración el día 15 de agosto de 1914, ha conseguido acortar en tiempo y distancia la comunicación marítima, dinamizando el intercambio comercial y económico al proporcionar una vía de tránsito corta y relativamente barata1 entre los dos océanos, influyendo decisivamente en los patrones del comercio mundial,2 impulsando el crecimiento económico de los países desarrollados y en vías de desarrollo.