•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La cosecha de café del ciclo 2014-2015 podría tener una reducción de entre un 10 y 15%, por los problemas climáticos que están afectando a la caficultura del país, según los datos preliminares de un monitoreo que está realizando la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua, ANCN, afirmó ayer Aura Lila Sevilla, directiva de esa organización y presidenta de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, Asocafemat.

Los cafetaleros, que habían proyectado una producción de aproximadamente dos millones de quintales del rojito, estiman que esa cifra podría reducirse hasta 1.7 millones o 1.8 millones de quintales.

Sevilla dijo que la ANCN está trabajando en ese monitoreo, con más de 3,000 productores del grano, para determinar los efectos en la producción del café, en todos los departamentos del norte del país.

VariaciÓn climática

Las variaciones del clima en el país, un efecto del cambio climático, no han permitido una óptima maduración del café en esta temporada, de acuerdo con los productores.

“Nosotros pasamos prácticamente un mes sin lluvias y eso afectó la maduración del grano”, sostuvo la dirigente de Asocafemat.

La también productora de café de Matagalpa dijo que en la mayoría de casos el café no ha crecido lo suficiente por falta de agua; ni tampoco ha adquirido del todo su color rojo, característico de cuando está maduro, “sino que ha quedado amarillo”, lo que además afecta su calidad.

Las afectaciones en la calidad del café tienen repercusiones en la economía del país, si se toma en cuenta que aproximadamente el 80% de la producción es exportable, según los productores.

Según Sevilla y otros cafetaleros consultados por El Nuevo Diario, las lluvias volvieron a finales de diciembre, por lo que en este momento se espera una maduración “abrupta” del rojito.

Los cafetaleros, además, aseguraron que el problema de la variabilidad climática está afectando a las plantaciones. Las plantas se desgastan al tratar de cumplir su función biológica de maduración del fruto sin suficiente agua, aseguró Julio Solórzano, productor en Matagalpa.

A ello hay que agregar el temor que tienen los caficultores a un repunte insostenible de la roya. Esa plaga, que según Asocafemat está afectando mucho a los cafés caturra, podría transmitirse por medio de los cortadores del grano, que se movilizan de plantío en plantío de café.

Henry Hüeck, productor de café en Matagalpa, Jinotega y Nueva Segovia, sostiene que la variabilidad en el clima favorece la proliferación de la roya y otras enfermedades.

CORTADORES en Costa Rica

Pese al problema de la maduración del café en Nicaragua, que también afecta a los cortadores del grano, muchos nicaragüenses que antes iban a cortar el rojito a otros países vecinos están optando por quedarse en el país.

En una visita reciente a Costa Rica, Alex Castillo, secretario de capacitación de la Asociación de Trabajadores del Campo, ATC, constató que unos 30,000 nicaragüenses están trabajando en los cortes del grano en ese país, contrario a años anteriores, que se trasladaban más de 40,000.

El líder sindical afirmó que en los países vecinos también se ha reducido la producción, como un rezago de la afectación de la roya en los años 2012 y 2013. Según Castillo, se estima que en el corte del grano en Nicaragua se requerirán más de 230,000 personas. “Sería bueno que hubiera mejores condiciones en Nicaragua, para que la gente no emigre”, dijo Castillo.

180 mil manzanas sembradas de café tiene Nicaragua, según el Censo Nacional Agropecuario de 2011.

 

Se esperaban 2 millones de quintales, pero el clima se ha interpuesto a esa meta.