•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una vez que finalice el primer trimestre de 2015, Nicaragua sabrá cuál será el impacto de la cancelación de los TPL (un beneficio fiscal por parte de Estados Unidos, del que gozó el sector textil y confección durante 10 años) en el empleo del país.

Por el momento, dirigentes de ese sector prefieren ser optimistas respecto al tema y hasta se atreven a reducir el efecto.

Dean García, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección, Anitec, pronostica que se podrían perder entre 5,000 y 6,000 empleos y no 7,000 como se dijo hace unos meses. Eso sí, García espera que al finalizar el primer trimestre de 2015 se conozcan los datos y el impacto sea menor.

“La expectativa sería al menos mantener el nivel de empleos y sería un gran logro”, subrayó García.

Con los datos actualizados hasta noviembre último, el director ejecutivo de Anitec esperaría que ese sector termine el 2014 con una cifra de US$1,500 millones en divisas generadas por exportación, un crecimiento del 8% respecto al 2013.

Mientras tanto, García considera que el sector textil y confección, que representa un 57% del sector de zona franca, tuvo un buen desempeño en el 2014, porque tuvo un mayor crecimiento en los volúmenes exportados: 10% respecto al 2013.

La tendencia, con los datos hasta noviembre último, es que el 2014 cerrará con la venta de 450 millones de metros cuadrados de telas.

“La esperanza nuestra para este año es, por lo menos, no crecer, pero tampoco decrecer. Esto es de forma preliminar”, sostuvo García.

ESFUERZO

Según el director ejecutivo de Anitec, las empresas continúan trabajando en encontrar opciones que ayuden a reducir el impacto del TPL en el empleo. Entre las alternativas, habría ideas para producir nuevos productos de exportación que no dependan de los TPL, explicó.