Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Nueva York / EFE

El precio del crudo de Texas bajó ayer con moderación, mientras los operadores aguardan la decisión que tome mañana la Reserva Federal de EU sobre los tipos de interés, y a tener más datos sobre reservas y la relación entre oferta y demanda estadounidenses.
Al cierre de la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en enero restaban 42 centavos y finalizaban a un precio de 87.86 dólares por barril (159 litros).
Los combustibles también se negociaron ayer a la baja, lo que influyó en la senda descendente en el valor del crudo. Los contratos de gasóleo de calefacción para entrega en enero terminaron a 2.4774 dólares/galón, unos tres centavos menos que el día anterior.
Los contratos de gasolina para ese mismo mes finalizaron a 2.2501 dólares/galón, casi un centavo menos que el viernes. Los contratos de gas natural para enero terminaron a 7.03 dólares por mil pies cúbicos, unos 12 centavos por debajo del precio anterior.
El precio del petróleo WTI prolongó ayer la tendencia bajista que había mostrado en la última sesión de la pasada semana, en una jornada muy volátil y con los inversores a la espera de la reunión que celebrará el martes el Comité del Mercado Abierto de la Reserva Federal.
El barril de crudo de Texas se negoció ayer al alza en los comienzos de la sesión, coincidiendo con nuevos signos de debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas.
Noticias que llegaban al mercado relativas a problemas a causa de la niebla en el tránsito de buques por el Canal de Houston, una vía importante de abastecimiento a refinerías en esa área, también favorecían la tendencia alcista en las primeras horas de
contrataciones.

Negociaciones no llegaron a 90 dólares
Sin embargo, a medida que avanzaba la sesión, los operadores no mostraron el ánimo suficiente para negociar por encima de los 90 dólares/barril, lo que fue erosionando la presión compradora.
El precio de los contratos de petróleo para enero llegó ayer hasta los 89.80 dólares durante la sesión, lejos del máximo histórico de 99.29 dólares que se habían tocado el 21 de noviembre.
Los mercados prevén que la Reserva Federal rebajará el martes los tipos de interés en EU en al menos un cuarto de punto, desde el 4.5 por ciento actual.
Una rebaja de ese tipo o más pronunciada podría debilitar aún más a la divisa estadounidense y reavivar el interés inversor en materias primas que, como el petróleo o el oro, se negocian en dólares.
Los datos de reservas de crudo y de combustibles almacenados en la pasada semana en EU, que se conocerán el miércoles, serán también muy tenidos en cuenta por los operadores neoyorquinos, que no olvidan que las existencias de crudo bajaron en la última semana evaluada hasta ahora por el Departamento de Energía en ocho millones de barriles.