•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con la depreciación que ha sufrido el precio del petróleo a nivel internacional, el sector empresarial nicaragüense pidió al Gobierno una revisión a la tarifa eléctrica, y que el dinero que se está ahorrando en la factura petrolera se destine al pago de la deuda de US$202 millones, generada por préstamos que fueron utilizados para el subsidio.

El tema, que fue planteado en un primer momento el año pasado, será llevado nuevamente a la Mesa del Sector Energético a finales de enero, preció el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri.

“Que se pueda hacer las dos cosas, y que no se tome nada más la decisión de pagarle a la empresa, sin trasladarle a la tarifa este beneficio que se está dando por la caída en el precio del petróleo”, señaló Aguerri.

Durante el 2014, el Gobierno abonó a Venezuela un total de US$5 millones correspondientes a la deuda que sirvió para financiar la tarifa energética, confirmó recientemente el asesor presidencial para Asuntos Económicos, Bayardo Arce.

Cambiar pliego tarifario

El barril de crudo en el mercado de Nueva York cerró ayer en US$ 48.65

Hasta octubre pasado, el precio promedio de cada kilovatio de energía a nivel nacional fue de C$6.3, siendo el más alto el que se cobra en el sector comercial (C$7.6), según cifras del Banco Central de Nicaragua.

El beneficio que se busca, según Aguerri, no solo favorecerá a las empresas usuarias del sector energético, sino también a los usuarios del segmento residencial.

El precio de la energía en el sector residencial que hasta octubre del año pasado era de C$5.9715, incrementó 5.4%, respecto al mismo período de 2013.

“Entonces, este es el momento de poder hacer las valoraciones, que le pague a la empresa una parte, y que se traslade, vía tarifa, a favor de las empresas y de los consumidores esta situación que estamos enfrentando”, señaló Aguerri.

Sectores lo demandan

El director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección, Anitec, Dean García, explicó que el tema energético en una fábrica de confección tiene un peso de entre 15% y 20% en su costo de operación.

Por otra parte, en una planta de operación de materia prima, que fabrica tela o hilaza, representa alrededor de un 60%, sin temor a pensar que ese costo puede llegar a un 70%, dijo García.