•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La agroindustria del tabaco nicaragüense se prepara para el IV Festival Internacional del Tabaco Puro Sabor Nicaragua 2015, el que se desarrollará durante tres días en el país.

Alejandro Martínez Cuenca, directivo de la Asociación Nicaragüense de Tabacaleros, ANT, y Chairman y CEO de la empresa de puros Joya de Nicaragua, ofrece detalles de esa industria que este año creció 6%, y del festival, en esta entrevista concedida a El Nuevo Diario.

 

¿Qué se espera del Festival Internacional del Tabaco Puro Sabor Nicaragua?

El del 2015 para nosotros será el IV Festival que realizamos en Nicaragua, a partir de que la industria nicaragüense comienza a llamar mucho la atención en el mundo. Vamos a tener visitantes de alrededor de 10 países. Es una gran oportunidad para mostrar las destrezas que los trabajadores nicaragüenses han venido desarrollando en la fabricación de puros Premium.

Nicaragua sigue punteando como el origen del tabaco de más reputación actual en el mundo. Queremos capitalizar esta gran oportunidad que nos abre el haber alcanzado ya más de US$200 millones en exportaciones --después de venir de cifras de US$40 millones a US$50 millones, unos ocho años atrás-- para destacar ante los clientes internacionales cómo la calidad del tabaco ha venido mejorando y qué publicaciones internacionales han destacado que es insuperable.

 

¿Cuáles serán las actividades que se desarrollarán durante este evento?

Este año, el festival iniciará el 14 de enero, con una actividad pública a la que todos los nicaragüenses están invitados. La hemos llamado Puro Humo, y se llevará a cabo desde las 7:00 de la noche en el hotel Crowne Plaza, en Managua. Ahí también van a estar todos los invitados internacionales que quieran estar presentes. Ahí estarán 15 empresas representándonos.

El día siguiente todas las delegaciones irán a Estelí, donde visitarán distintas fábricas. Por ejemplo, Joya de Nicaragua tiene planificada una visita a las 11:00 de la mañana.

El día siguiente se visitará el campo donde crece el tabaco nicaragüense, y por la noche se cerrará el evento con una cena de clausura, ahí mismo, en Estelí.

 

¿Cuántos aficionados internacionales vienen?

La lista es de aproximadamente 150 participantes, los que han registrado su participación. Hay representantes de empresas distribuidoras de puros, de manufactura, fabricantes de materiales para cajas de puros, en fin es un grupo bien diverso.

 

¿Cuáles son los resultados concretos del festival, después de varios años en Nicaragua?

Es bien difícil medir los efectos, para decir si Nicaragua hubiera crecido o no en sus ventas como ha venido creciendo si no hubiera habido festival, pero sí es una oportunidad de contacto con clientes. Por ejemplo, yo tengo una delegación de España que está llegando y también vienen de Estados Unidos, Canadá, Rusia, Arabia Saudita y de todas partes del mundo.

La mayor parte de gente que viene ya conoce el puro nicaragüense y vienen a conocer más sobre las fábricas y el tabaco de Nicaragua.

Entonces, ¿qué hubiera pasado si no hubiera habido festival? Probablemente estaríamos vendiendo los mismos más de US$200 millones, pero el contacto personal, la oportunidad de venir a Nicaragua, conocer el espíritu de Nicaragua es muy especial. Ir a cualquiera de nuestras fábricas, en Estelí, es una experiencia propia. Entonces vienen a disfrutar eso.

 

¿Con cuántas empresas cuenta la agroindustria del tabaco nicaragüense?

Actualmente, formal e informal, nosotros contabilizamos alrededor de 41 empresas, 15 de las cuales son formales, y hay pequeñas empresas en Estelí.

 

¿Cuáles son las expectativas del empleo teniendo en cuenta el crecimiento de la industria?

Cada empresa crece a su propio ritmo. Nosotros nos sentimos satisfechos, porque en el caso de mi empresa, Joya de Nicaragua está creciendo sostenidamente. Hemos pasado de tener 100 trabajadores a 300 trabajadores. El ritmo al que vamos creciendo nos indica que aun con todos los desafíos conservadoramente debemos estimar que podemos duplicar en los próximos cinco años la cifra de trabajadores que tenemos.

 

¿Cuáles van a ser los desafíos de la industria de puros de Nicaragua, con el restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba?

Una vez que se levante el embargo será mucho más barato transportar un contenedor de puros para el cubano, de lo que nos va a costar a nosotros. Por eso digo que es un momento de gran desafío para Nicaragua, en el que tenemos que trabajar en bajar los costos de producción, de transporte y trámites para llevar nuestros productos al mercado norteamericano.

No va a ser fácil, pero hemos contado con el respaldo del Gobierno hasta hoy, y espero que sea igual ahora que se abra el mercado estadounidense para el puro cubano, que las autoridades entiendan que tenemos que agilizar los trámites de aduanas, minimizar costos para poder ser competitivos.

El embargo va a depender de cómo se mueve la política en el Congreso de Estados Unidos y cuántas voces logramos levantar en el mundo para decir “basta ya, este embargo no puede continuar”. El mercado americano va a absorber bastante puro cubano, pero asimismo van a dejar de vender en el resto del mundo. Por eso, además, es fundamental, que ha sido una de las estrategias de Joya de Nicaragua, diversificar el mercado.

Si ya no llegan tantos puros cubanos a España o Alemania, porque se están redirigiendo a Estados Unidos, la oportunidad de Nicaragua, más con un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, será la de poder llenar ese espacio de demanda de puros Premium que tiene el resto del mundo. Entonces lo que veo es oportunidades, más que amenazas.

¿Cuál es el potencial que tiene esta industria?

La principal limitante es la tierra. Hay mucha tierra, pero también tienen otros cultivos. Además, la competencia ha hecho que los precios de la tierra se disparen.

 

Amante del puro

Alejandro Martínez Cuenca
Economista y Empresario

Es presidente de la junta directiva de la empresa Joya de Nicaragua, la cual tiene 46 años de experiencia en la fabricación de puros de calidad Premium en el país. Es la única empresa en el sector tabacalero “auténticamente nicaragüense”, remarca.
Martínez Cuenca es, desde muy joven, un apasionado del tabaco. Cuenta que cuando se dio la oportunidad de poder ingresar a la industria, después de varios esfuerzos, aceptó el reto.