•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El cobre podría ser la salvación para la caficultura nicaragüense, principalmente para el pequeño y mediano productor cafetalero para que pueda controlar la roya, por lo barato, eficaz y no es contaminante para el medioambiente.

El cobre u oxicloruro de cobre, también conocido como Copravit Verde, se comenzó aplicar a finales del siglo XVIII en Francia, cuando se descubrió que este tenía efectividad para contrarrestar la plaga o el hongo que afectaba las hojas de los viñedos o plantaciones de uva en ese país.

Así lo señalaron directivos y miembros de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, quienes aseguraron que este producto lo han venido experimentando y es tan eficaz como cualquier producto de altos concentrados químicos que venden las diferentes casas distribuidoras de productos para la roya.

“La roya nos ha estado atacando por tres años consecutivos, tengo entendido que esta es una cepa nueva y se necesitan productos nuevos, Honduras ya la clasificó así, hay productos trasoles, moléculas nuevas que trabajan y no trabajan, hemos pasado de dos aplicaciones hasta siete, y ¿cuánto cuesta el litro de estos productos?, de 50 dólares hasta 15 dólares el litro, esto significa más gasto, que solo los cafetaleros grandes pueden hacer, el mediano y pequeño no puede hacer estas aplicaciones”, señaló Frank Lanzas Monge, miembro de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa.

Recuerda que Oxicloruro de Cobre con Cal, hace un buen efecto fungicida para combatir el hongo, por lo que eso sería la solución para el mediano y pequeño productor para detener el avance de la roya en sus parcelas, aseguró. El precio del kilo de cobre puede oscilar entre los C$60 y C$70 córdobas.

Se utilizó en los 70

El cobre se comenzó a utilizar desde que se descubrió la roya en Nicaragua por los años 70 y se dejó de utilizar cuando aparecieron otros productos que los sustituían por algunas ventajas, entre ellas que si una gota de este producto nuevo cae en una hoja, se extiende sobre la hoja, mientras el cobre no se traslada y solo es efectivo donde cae, pero bien fumigada una planta, el resultado es mucho más efectivo, aseguró.

Estas afirmaciones fueron confirmadas por el ingeniero Frank Lanzas Tercero, presidente honorario de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, quien señaló que los productores han convivido con la roya y siempre la han controlado con el cobre, por lo que pidió al gobierno hacer un estudio sobre los resultados del cobre en las plantaciones de café. Auralila Sevilla Cuant, presidenta de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, señaló que el cambio climático y la roya, son factores que están afectando no solo la cantidad de quintales a producir, sino la calidad del grano, lo que se puede notar en el grano pergamino, ya que no es un grano robusto sino un grano amarillento, de menos calidad, aseguró.

“No es que el trabajo de los técnicos no sirva, puede ser un buen trabajo, el problema es que para controlar la roya van a recomendarle al productor, un producto que no está al alcance del productor pequeño” concluyeron.