•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Diferentes dueños de ferreterías de la capital y transportistas originarios de San Rafael del Sur lamentan la oleada alcista en diferentes precios de materiales de construcción, a raíz del incremento en el precio del cemento, un producto fabricado con materias primas derivadas del petróleo.

“Nadie se explica por qué si el precio del petróleo ha bajado a nivel mundial, aquí en Nicaragua la gasolina, ni el gas para cocinar, ni la electricidad, y ahora ni el cemento, bajan de precio, más bien sube y las ventas ya no son las mismas de meses atrás”, manifestó Luis Flores, transportista vendedor de cemento, originario del municipio de San Rafael del Sur, departamento de Managua.

En San Rafael del Sur se ubica la planta procesadora de Cemex Nicaragua, de donde a diario salen camiones rumbo a Managua y a otras regiones del país, cargados con 200 a 220 quintales de cemento.

Los transportistas, que se ubican en diferentes puntos de Managua como en las cercanías del mercado Iván Montenegro, la Universidad Centroamericana y Enabas, aseguran que el producto lo pagan en efectivo a la fábrica Cemex y que en el mejor de los casos se ganan C$2,200 en cada camión cargado con cemento, es decir entre C$5 y C$10 por cada bolsa vendida.

“Antes de diciembre yo me vendía una camionada en un solo día, pero ahora debo dejar durmiendo el camión en Managua hasta dos días, y gasto en vigilancia, en mi pasaje de ida y regreso. Creo que nos perjudicó que la cementera le subió C$7 de una sola vez en diciembre, y la gente que quiere construir su vivienda lo resiente, porque es un golpe duro”, relató el transportista Ofilio Ríos, también originario de San Rafael del Sur.

AUMENTA MES A MES

Antes de diciembre, estos camioneros vendían a sus clientes el cemento a C$243, pero con el alza de C$7 a inicios de diciembre del año pasado, el precio quedó en C$250 por bolsa, sumado a que el 1 de enero de este año la empresa le volvió a aumentar C$1, aseguran los transportistas.

“A inicios de cada mes las cementeras aplican un aumento en el precio. Este cemento deberíamos estarlo dando nosotros en C$252 para no dejar de ganar lo que estábamos ganando; sin embargo, lo hemos dejado en C$250, asumiendo nosotros una parte del incremento y bajando nuestras ganancias”, explicó el transportista Ramón Ríos.

Por su parte, el camionero Franklin Miranda asegura que ya dejó de vender cemento porque considera que ya no es negocio.

“Antes aquí venían las ferreterías a comprarnos, pero ahora la fábrica le lleva a las ferreterías el cemento hasta su puerta. Así que ya no me resulta, por eso me he quedado vendiendo solo arena y piedrín”, afirmó.

MÁS CARO CONSTRUIR

Durante un recorrido de El Nuevo Diario, diferentes dueños de ferreterías en la capital expresaron que las ventas de cemento y de otros materiales de construcción han descendido desde que los precios han incrementado.

Wimer Guevara es un maestro de obra, originario de La Concepción, Masaya. Él ha sido testigo de cómo el incremento en el costo de los materiales básicos de construcción afectan el bolsillo de sus clientes.

“Por ejemplo, para embaldosar un área de 10 por 10 metros, se necesitan 30 bolsas de cemento, siete metros de arena y tres metros de piedrín. Antes de diciembre yo le hacía a un cliente en Managua un presupuesto de C$10,400, solo en materiales de construcción, pero actualmente, ese mismo embaldosado cuesta C$11,000. Y entre más nos alejamos de Managua, estos costos van subiendo”, comentó Guevara.

CUESTIÓN DE ENERGÍA

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, dijo que la industria del cemento genera una demanda muy grande de energía, cuya tarifa no ha bajado en mucho tiempo y representa un alto porcentaje en su estructura de costos.

“Tampoco la estructura salarial ha bajado, todo lo contrario ha subido. Entonces, lo que se está viendo es reflejo de esa realidad que el mercado está imponiendo en las estructuras de costos de las empresas y es lo que vimos con esta decisión (del incremento de precios) que tomaron las empresas (cementeras)”, expresó Aguerri.

“Esperemos que la caída del precio del combustible y las negociaciones que podamos hacer de la tarifa energética, compensen con la reducción de precios en otros productos”, expresó José Adán Aguerri, presidente del Cosep.

Construir una casa ahora será más caro porque subieron la arena, el cemento y el piedrín; solo el hierro ha mantenido su precio”, Franklin Miranda, transportista de San Rafael del Sur.