•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Participantes del IV Festival Internacional del Tabaco Puro Sabor Nicaragua 2015 coincidieron en destacar que existe cierto placer en la acción de expulsar humo de un puro encendido, y muchos de ellos concuerdan en afirmar que los puros no se fuman, sino se degustan.

Durante el evento Puro Humo, representantes de 13 empresas tabacaleras nacionales brindaron paquetes de muestras y realizaron degustaciones para los asistentes nacionales e internacionales del festival que concluye mañana.

“El puro no es como el cigarro: el cigarro es un vicio, el puro es un estilo de vida. Es como degustar un vino. Si pruebas un puro de una marca y luego pruebas de otra, ninguna tendrá el mismo sabor”, expresa Josef Joudeh, representante de ventas en Miami de la marca nicaragüense My Fhater Cigars.

Joudeh agrega que cada tabaco lleva una “liga” de una región y variedad específica que le da un gusto particular; ya sea fortaleza, sabor o aroma, ahí es cuando tú vienes a degustar. No se fuman, tú degustas un puro; este sabor tú lo sientes en el paladar y ahí decides si te gusta o no”, explica.

Al evento asistió el presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovidio Reyes, quien opina que este tipo de actividades permiten promocionar un producto nicaragüense que genera alrededor de 170 millones de dólares anuales y que coloca al país como punto de referencia.

ENTRE LOS MEJORES

“Hoy los puros nicas están entre los mejores del mundo; no tienen nada que envidiarle a nadie. Compiten muy bien y es una industria que genera mucho empleo en la zona donde se cultiva, y eso es algo que se tiene que apoyar”, considera Reyes.

Asimismo, el presidente del BCN comentó que desde hace unos diez años empezó a probar puros y que desde entonces los consume porque les encuentra notorias diferencias con el consumo del cigarro.

“El puro es para saborearlo, para sentir su aroma, su belleza, porque el puro también tiene determinadas características que lo hacen bonito, incluso agradable para la vista y sobre todo no se inhala. El cigarrillo lo inhalas y tiene muchos productos químicos, en cambio el proceso de añejo del puro reduce los niveles de nicotina --no quiere decir que no tenga--, pero no te daña con la profundidad que lo hace el cigarrillo ni te genera dependencia”, afirma Reyes.

Ruth Inestroza, asistente en la gerencia de la empresa Tavicusa, es una esteliana que desde hace un poco más de tres años encontró el placer en el consumo de puros.

“En mi opinión, el puro es algo más natural y eso considero es menos dañino para mi salud. Para mí, el sabor es lo más importante. En países como Nicaragua las mujeres que probamos puros somos minoría, pero en países como Estados Unidos y Europa hay muchas mujeres que consumen puros”.

Revistas especializadas y catadores expertos dicen que Nicaragua tiene el mejor tabaco del mundo.