•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua demandó hoy al Instituto Nicaragüense de Energía (INE, ente regulador) que revise el actual precio de la energía eléctrica, debido a la baja que experimentan los precios del petróleo en el mercado internacional.

“Hemos venido pidiendo una revisión de las tarifas eléctricas, (porque) vemos una tendencia de que el petróleo sigue bajando”, dijo el presidente de la Cámara, Rosendo Mayorga, a periodistas.

El líder empresarial advirtió que en la actualidad el sector comercio y servicio es el que paga la tarifa más alta, con 0.28 centavos de dólar por kilovatio.

El precio promedio del kilovatio en Nicaragua es de 0.22 centavos de dólar.

Estudios independientes indican que el precio del petróleo ha caído en un 40% desde junio pasado, mientras el precio de la tarifa de energía eléctrica en Nicaragua se mantiene congelado.

CRECE PRESIÓN

La opositora Bancada Alianza Partido Liberal Independiente (Bapli) de Nicaragua presentó este jueves ante la Asamblea Nacional (parlamento) una iniciativa de ley que busca regular la factura de la energía eléctrica conforme a los precios del petróleo en el mercado internacional.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) ha rechazado el precio actual de la energía eléctrica en Nicaragua, con el argumento de que no se corresponde con los bajos costos del petróleo.

La bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ha dicho que el Ejecutivo está analizando la posibilidad de reducir la tarifa de energía por la caída de los precios internacionales del petróleo, sin más.

La deuda con Caruna

Hasta ahora la razón oficial por la que la tarifa energética no baja, se debe a un crédito del Gobierno con la financiera Caja Rural Nacional (Caruna) para subsidiar a 835,000 usuarios que consumen menos de 150 kilovatios hora por año.

El monto de la deuda no ha sido dado a conocer por el Gobierno.

Fuentes no gubernamentales sostienen que la deuda está entre los 198 millones de dólares y los 202 millones de dólares.

En 2014 Nicaragua consumió un 52.44% de energía de fuentes renovables y un 47.56% de derivados del petróleo.