• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Que la producción de café no caiga este año por debajo de los dos millones de quintales es lo que esperan tanto el gobierno como los productores de este grano, que es de gran importancia para la economía de Nicaragua.

Así lo afirmaron ayer representantes de los productores y exportadores de café, después de reunirse con el Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio del gobierno, en el Banco Central de Nicaragua.

PROYECCIONES

El gobierno, según los productores, espera que la cosecha del grano sea similar a la del año pasado: 2.4 millones de quintales.

Pero los productores sostuvieron que tendrán pérdidas cuantiosas en la producción, porque las variaciones en el clima no han permitido una maduración plena y óptima del café, así como por la caída del grano y la presencia de la roya en los cafetales.

“Llegamos a la conclusión (con el gobierno) de que es muy prematuro saber si se va a cumplir con esa meta, ya que en el departamento de Matagalpa, específicamente, tenemos zonas en donde ha habido una reducción de la cosecha de hasta un 50% y otras en donde se va a sobrecumplir; entonces vamos a esperar que haya un mayor avance de la cosecha para poder decir si vamos o no a cumplir las proyecciones“, expresó Aura Lila Sevilla, presidenta de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, Asocafemat, y de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua, ANCN.

Sevilla dijo que la cosecha tiene un avance del 10% a 15% en Las Segovias. Mientras tanto, en Matagalpa, tiene un avance de entre 50 y 60% en las zonas altas, y entre un 70 y 80% en las zonas bajas, y en Jinotega, hay un avance de aproximadamente el 40%.

Hace algunas semanas, la ANCN estimó que se perderán unos 300,000 quintales de café, con base en un monitoreo que está haciendo con información de sus afiliados.

“Creemos que la cosecha de este año no va a ser menor de dos millones de quintales. Obviamente habrá una disminución respecto a la cosecha anterior, pero dar una cifra exacta ahorita es muy prematuro“, afirmó José Ángel Buitrago, presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua, Excan.

Si Nicaragua llegara a exportar dos millones de quintales del rojito este año y el precio promedio por quintal se mantuviera en US$170, generaría unos US$340 millones en divisas.

Por su parte, Julio Rivera, representante de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, manifestó que “también habrá afectaciones en la calidad del café si aumentaran las imperfecciones en el grano“, subrayó Rivera.

Roya: 14%

Durante la reunión con el gobierno ayer lunes, el Ministerio Agropecuario, MAG, informó a los caficultores que en su último monitoreo determinaron una incidencia de la roya del 14% en los cafetales del país.

Dicen que la roya está controlada. Dicen que la incidencia es de un 14% a 15%, según el último monitoreo que hicieron, pero hay zonas en Matagalpa donde hay alta presencia de roya en las variedades caturras, tanto en plantas que fueron podadas como las renovadas”, sostuvo Sevilla.

Demanda

Durante la reunión con el gobierno, los caficultores demandaron que se agilice el trabajo de la Comisión Nacional de Transformación y Desarrollo de la Caficultura, Conatradec, la que debe echar a andar el Plan de Transformación y Desarrollo de la Caficultura, que busca entre otros aspectos prepararse mejor ante la roya y los efectos del cambio climático, y aumentar la productividad del sector.

Esa comisión no ha hecho nada hasta la fecha, afirmaron los productores, a pesar de que los cafetaleros aportaron más de US$2 millones en el 2014 al Fondo Nacional para Transformación y Desarrollo de la Caficultura.

Este año, los caficultores ya están aportando US$2 por cada quintal de café vendido al exterior, lo que al final del año sumará más de US$4 millones, en dependencia de cómo cierren las exportaciones del grano.