•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Mientras se discute, se estudia, inicia y se tenga el gran canal, el agro nicaragüense no debe quedar a la intemperie. Los mercados nos esperan con productos de calidad que también se puedan embarcar en esos trasatlánticos que cruzarán por nuestro país. Además que el pueblo nicaragüense, y la invasión de trabajadores chinos y extranjeros necesitarán alimentos que podemos producir en vez de importar.

Al igual del cambio en la matriz energética, hay que cambiar la matriz productiva-exportadora, caminando hacia la innovación, diversificación y valor agregado en la producción de alimentos, necesitamos pasar de 50 a 200 empresas exportadoras grandes.

No todos los 6 millones de gente van a trabajar o vivir del canal. No debemos atenernos a los futuros ingresos canaleros como fuente suficiente para subsidiar importaciones para seguridad alimentaria, o para sustituir las divisas de las exportaciones, o financiar la inversión pública. Eso es lo que han hecho países miopes atenidos a una sola fuente de ingresos como el petróleo, ejemplo es Venezuela.

Es importante, saber: “el Gobierno busca resguardar al sector agrícola que representa el 18% del PIB en medio de grandes proyectos”, según dijo el presidente del Banco Central, agregando que “el reto es cómo resguardar nuestro sector agrícola”. Hacemos eco de su inquietud porque en APEN, coincidimos con que “necesitamos políticas y mecanismos para apoyar al sector agrícola” y nos ponemos a la orden para ayudar a enfrentar esos retos.

Hay que resaltar que en la EXPOAPEN 2014, el Congreso de Marketing y Calidad expuso la NUEVA VISIÓN 2020 a partir de un Nuevo Modelo Productivo de Comercialización para competir con efectividad en los mercados. Existe una nueva tendencia de consumo de alimentos que atender en este siglo y el nuevo enfoque es la Productividad Intensiva a partir de la Agricultura Protegida basada en tecnología.

Caminar hacia un cambio de cultura productiva es posible. En APEN se apuesta que es posible hacerlo si el enfoque y los mecanismos de apoyo del Gobierno son correctos, los resultados de la EXPOAPEN y las FERIAS internacionales así lo demuestra, porque para lograrlo ha sido significativo el apoyo de las agencias de cooperación: CBI, ICCO, Woord & Daad, la Hermandad de Municipios de la Cooperación Holandesa, la Unión Europea, Usaid, VECO, Cosude, el Banco Mundial, y muy valioso, el apoyo de Pro-Nicaragua.

Acogemos con entusiasmo la voluntad del Gobierno de apoyar “con políticas y medidas” a los sectores productivos. En APEN estamos trabajando intensivamente en el fortalecimiento de las cadenas de valor, la inclusión de género, las empresas anclas y vislumbramos que el próximo paso es inducir a la agricultura protegida, pero es importante tener el apoyo del Gobierno con un Modelo de Desarrollo que asegure un verdadero centro de transferencia tecnológica y capacidades y programas de apoyo a planes integrales con valor agregado de inversionistas y productores hacia la creación de clústeres agrícolas.

El “resguardo del sector agrícola” no tiene que ser un reto difícil: no requiere de inversión gigantesca, ni de largos estudios de factibilidad como el canal y hay entusiasmo por hacerlo.

Basta saber que la agricultura en Nicaragua es extensiva a campo abierto, mientras los métodos intensivos facilitan el manejo del agua, el cambio climático y control de plagas en los clústeres hortícolas.

A ese método de “AGRICULTURA PROTEGIDA” es a lo que estamos apuntando en APEN para apoyar a los productores a articularse con la comercialización.