Ricardo Guerrero
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas, Asomif, que representa a 22 microfinancieras del país, afirmó que para este año dispondrán de US$60 millones para financiar al sector agropecuario y la Caja Rural, Caruna, estima en US$40 millones el apoyo que estará brindando al agro y la ganadería.

“Para este año estaremos colocando US$60 millones para los pequeños agricultores, de los cuales, el 55% será destinado a la ganadería y el 45% al sector agropecuario”, explicó Fernando Guzmán, presidente de Asomif.

Manuel Aburto, gerente de la Caja Rural, Caruna, indicó que para este año disponen de una cartera de crédito de US$40 millones (C$1,000 millones) para financiar a los pequeños y medianos productores del país.

Asomif espera que el crecimiento en su cartera de crédito sea del 24% y la Caja Rural, Caruna proyecta un aumento del 10% en el número de clientes y en recursos destinados a préstamos.

 

Hasta el pasado mes de diciembre la cartera de crédito de Asomif sumaba US$186 millones y al finalizar el 2015 esperan haber entregado US$231 millones y superar los 270 mil clientes.

“Con estos nuevos recursos de las microfinancieras, la meta es impulsar a aquellos pequeños emprendedores”, expresó el presidente de Asomif.

Necesita más de US$1,000 millones

Algunos expertos consideran que el sector agrícola de Nicaragua requiere de por lo menos US$1,200 millones anuales para dinamizarlo y apenas se le inyecta menos de la mitad, US$500 millones.

Aunque Nicaragua es un país netamente agropecuario, la cartera de crédito que el Sistema Financiero Nacional, SFN, destina para el sector agropecuario es una de las más pequeñas, además es la que menos crece cada año.

“Esto es negativo para el sector agrícola porque el sistema financiero no le está otorgando suficiente crédito y los préstamos al sector ganadero que el año pasado crecieron 31%, ahora lo hacen al 27.4%”, indicó recientemente Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides.

Hasta el mes de noviembre del año pasado el Sistema Financiero contaba con una cartera de crédito total de C$97,691.2 millones, de los cuales solo el 10.1% fue destinado al sector agrícola y apenas el 2.1% al sector ganadero, mientras que el sector comercial concentra el 35.1% del total de los préstamos.

En cuanto al crecimiento interanual de la cartera del sector agrícola hasta noviembre pasado esta solo había aumentado un 10.2% al pasar de C$8,963.5 millones a C$9,879.4 millones. El año pasado los préstamos a este sector crecieron 9.3%.

En tanto, el crédito al sector ganadero obtuvo un crecimiento del 27.4% al pasar de C$1,638 a C$2,087.5 millones. El año pasado el crecimiento interanual de los créditos que los bancos otorgaron a este sector fue del 31.9%.

Diversos sectores señalan que la otorgación de menos créditos a este sector obedeció al problema de la sequía ya que los bancos y las microfinancieras estaban más cautelosos y mejor se dedicaron a financiar cultivos resistentes a la sequía.

En ese sentido, Manuel Aburto, gerente de Caruna, indicó que este año además de otorgar el crédito a los productores es necesario que este venga acompañado de asistencia técnica y programas de capacitación.

“Es necesario que a la hora de otorgar créditos a los pequeños agricultores este venga acompañado de programas de capacitación, asistencia técnica y entrenamientos de formación empresarial para que los productores puedan elaborar sus planes de negocios y puedan impulsar sistemas de riego en sus fincas”, destacó Aburto.

Banpro, Grupo Promerica espera alcanzar al menos US$200 millones en créditos para el sector agrícola este año, destacó Róger Incer, gerente de Crédito Agropecuario.

9.3 por ciento creció el crédito que la banca otorga al sector agropecuario en 2013.

27.4 por ciento aumentaron los préstamos a la ganadería el año pasado.

28 por ciento crecieron los créditos al sector personal.