Ricardo Guerrero
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones, MIGA, entidad del Grupo Banco Mundial que ofrece seguros contra riesgos políticos y mecanismos de mejora del crédito, anunció ayer su apoyo a la adquisición, ampliación y modernización de una planta de cerámicas para baños en Nicaragua por parte de Corona, empresa fabricante de cerámicas con sede en Colombia. La inversión permitirá aumentar la disponibilidad de lavatorios e inodoros en el país, que enfrenta grandes deficiencias sanitarias, sobre todo en las zonas pobres rurales.

MIGA proporcionará una garantía de US$11 millones, con la que se protegerá una inversión en capital accionario de Cerámica Centroamericana S.A. y una licencia de marca. El organismo resguardará el proyecto contra los riesgos de restricción a las transferencias, expropiación y guerra o disturbios civiles. Es la primera vez que MIGA resguarda una licencia de marca como una inversión directa distinta del capital accionario.

Desarrollo humano

La ampliación del acceso a servicios de agua y saneamiento de mejor calidad, es uno de los pilares del Plan Nacional de Desarrollo Humano en Nicaragua, y uno de los elementos esenciales de los esfuerzos del Grupo Banco Mundial en el país. Si bien el grueso de las ventas de la planta está destinado a los mercados locales, Industria Cerámica Centroamericana S.A. también exporta a otros países de Centroamérica.

200 empleos

La inversión beneficiará al país con la introducción de mejores equipos, eficiencia energética y conocimientos especializados en el sector. El proyecto brinda empleo permanente a más de 200 personas y respalda la economía local a través de la adquisición directa de bienes locales.

“Para garantizar la salud y el bienestar de todos los centroamericanos, es indispensable contar con servicios de saneamiento accesibles y de bajo costo”, señaló Keiko Honda, vicepresidenta ejecutiva y directora general de MIGA.

“Nos complace respaldar esta inversión sur-sur en este sector que constituye una prioridad para el Gobierno de Nicaragua y el Grupo Banco Mundial”, señaló.