•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, presentó los resultados del proyecto denominado “Promoción de la equidad de género en las cadenas de valor para el desarrollo exportador de Nicaragua”.

En este programa se beneficiaron a 256 mujeres que producen rosquillas, chía, leche, y de otras que trabajan con moda.

Según APEN, estas mujeres aumentaron en un 33.1% sus ingresos (en su conjunto) por sus ventas. En 2012 lograron vender 33,698,839 córdobas y ya en 2014 lograron 44,840,234 córdobas.

Destacaron que gracias al programa, ha habido avances en la forma en la que las beneficiadas comercializan sus productos. Ellas aprendieron a negociar mejores precios con las empresas exportadoras y han hecho contratos de ventas.

Fátima Carazo, de una fábrica que se llama “Rosquillería Alondra”, dijo que ahora está preparada para negociar con una empresa grande. También afirmó que el desarrollo de su negocio no es un beneficio solo para ella, sino para toda la comunidad en la que vive. Ella es de Madriz.

Doña Fátima obtuvo recibió un crédito que le permitió mejorar su fábrica de rosquillas, ha establecido contactos con una empresa exportadora y ha podido negociar mejores precios de sus productos.

Según APEN, un total de 57 mujeres recibieron crédito bajo el modelo de negocios inclusivos. Doce de las que obtuvieron el préstamo son empresarias de rosquillas, 13 productoras de chía de Jinotega y otras 32 de Sébaco.

APEN como parte del programa también realizó capacitaciones como un diplomado de modas.

Azucena Castillo, gerente general de APEN, destacó la importancia que tuvo el proyecto en mejorar la autoestima de las mujeres microempresarias.