•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Por la víspera se saca el día”  indica  un adagio popular en el norte del país en referencia, a los indicios de un hecho por suceder ya sea bueno o malo.

En el particular, los productores de esta región lo aplican a determinados hechos que se suceden  a inicios del año, para hacer sus cálculos de cómo se presentará el periodo lluvioso conocido como invierno.

De acuerdo a la sabiduría popular si hay brisas o chubascos a inicios de año, es señal que el invierno será regular y además iniciará temprano, es decir que en la primera quincena de mayo lloverá “parejo” indica Rafael Ruiz Centeno de la zona noreste del municipio de Condega.

En otro aspecto, Ruiz coincide con José Ramón Espinosa de la localidad de Pueblo Nuevo, otro agricultor de muchos años quien haciendo uso del conocimiento empírico, detalla que en la primera quincena de enero hubo ligeros relámpagos y chubascos loque denomina en el argot campesino como cabañuelas, lo que presagia según él que las lluvias conocidas como jocotearas se presentarán ya sea en la tercera  semana de marzo o en la segunda de abril.

Lloviznas de enero

Ellos le suman a todas sus predicciones empíricas, el hecho de que en esta región la mayoría del mes de enero ha  registrado un ambiente fresco y con ligeras lloviznas.

Eso además de ser un buen presagio ha ayudado a mantener húmedo los suelos y  los pastos que haya crecimiento de hierba con la que se alimenta el ganado.

“Estamos viendo unas cabañuelas y eso quiere decir que ese fenómeno de El Niño se va a debilitar este año” dijo el experimentado productor de la zona de El Tisey-La Estanzuela Claudio Moreno.

Junto con sus hijos siembran desde antaño una parcela de dos manzanas de terrenos  con granos básicos.

“Es posible que haya un buen invierno “expresó este campesino con gran sabiduría popular y que durante años han vivido junto con su familia del fruto de su tierra y sus esfuerzos.

Mientras que el Presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG  en el departamento de Estelí, Justo Pastor Mendoza, señaló que como sector tienen las esperanzas y la fe de que el invierno sea copioso y elevan plegarias a Dios para que inicie temprano y así reducir costos para quienes deben comprar pastos para su ganado.

Y también es una preocupación por la alimentación de las familias que viven en la zona rural porque debido a la irregularidad del invierno no hubo suficiente cosecha de maíz.

Se mostró preocupado porque ya el precio de la libra de maíz se cotiza en el mercado Alfredo Lazo entre C$5 y C$5.5 la libra y en las pulperías llega a seis cuando en años anteriores para este mismo periodo no superaba los C$3.

De tal forma recomendó que sea lo que sea, los productores deben de cuidar sus pastos para el ganado y no desperdiciar nada.

Los pronósticos con esto de cambio climático no son muy esperanzadores y ante esa inestabilidad uno debe de prepararse para evitar cualquier sorpresa dijo un tanto escéptico.

Déficit de lluvias

Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, Faganic, y productor esteliano, Salvador Castillo, dijo que no se está seguro sobre la fecha de entrada del invierno ya que las aguas del pacífico estaban teniendo un calentamiento.

No descartó un déficit en las lluvias este año, pero no tan fuerte como lo que pasó el año pasado.

Las perspectivas van a depender mucho del invierno, sin embargo, una buena alternativa para la producción son los sistemas de riego.