•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Existen seis razones de peso por las que Nicaragua hoy, tiene la oportunidad de iniciar la ruta para convertirse en una nación bilingüe, considera Mathew J. Anderson, presidente de la Keiser University Latin American Campus.

La primera razón, según Anderson, es que Nicaragua se está convirtiendo a buen paso en un lugar muy atractivo para la inversión extranjera, mucha de la cual se gesta y se establece en un ámbito comunicativo dominado por el inglés. La segunda razón que observa el presidente de este campus universitario ubicado en San Marcos, Carazo, es que el país está en rumbo a transformarse también en un destino favorito para empresas externalizadoras de servicios, donde los “call centers” son el ejemplo icónico de esta industria emergente.

“La tercera razón es que los “call centers” son apenas la punta visible del iceberg, pues dentro del área global de funciones que pueden subcontratarse existen, además numerosas funciones adicionales que pueden externalizarse a Nicaragua”, opina Anderson.

¿Cuáles son las otras razones?

La cuarta razón por la cual un sinnúmero de profesionales bilingües nicaragüenses se beneficiarían, es la alta demanda de la externalización digital que se proyecta para los próximos años en los Estados Unidos, representada por los servicios de ingenieros de softwares, programadores, ingenieros de computadoras y técnicos en informática.

Actualmente en Norteamérica existe una alta demanda por los servicios de ingenieros, informáticos y programadores de la India y China, quienes ganan salarios que son apenas un 20% a máximo 50% de los salarios vigentes en los EE.UU.

Según estimaciones del organismo ProNicaragua, lo anterior representa una gran oportunidad para el país si tan sólo pudiéramos asegurar la apropiada oferta laboral. En este sentido, Keiser University ya está contribuyendo al desarrollo de la competitividad futura de Nicaragua ofreciendo dos nuevas carreras: Ingeniería de software y la Licenciatura en gestión en sistemas de información.

La quinta razón es que el inglés es la lengua franca del mundo de los negocios y corresponde a los nicaragüenses aprenderlo y dominarlo para que puedan proyectar la cultura nicaragüense, la literatura, los negocios, los talentos, productos y servicios al resto del mundo.

Finalmente, los megas proyectos propuestos para Nicaragua a corto y largo plazo, tales como el Canal Interoceánico servirán de magneto para atraer aún más inversionistas extranjeros a Nicaragua, los cuales procurarán comunicarse en inglés.

¿Qué motiva a una sociedad a interesarse en aprender y dominar un lenguaje extranjero como el inglés? ¿Considera que es una decisión personal o quizás podría inculcarse a través de un proyecto nacional o político?

La decisión de aprender y dominar un lenguaje extranjero es muy personal. Alguien decide hacerlo ante la expectativa de poder aumentar sus ingresos y usar sus habilidades comunicativas en inglés como trampolín para saltar a otras ocupaciones, profesiones, puestos de trabajos y redes de contactos.

Esto es lo que está pasando en Nicaragua, dado el crecimiento cada vez más acelerado de los estudiantes de inglés. Esta tendencia, sin embargo, puede ser coadyuvada o intensificada por un esfuerzo paralelo consistente de un proyecto nacional o político. En realidad, ésta es una decisión que debe tomarse conjuntamente: Gobierno y sociedad.

¿Hay alguien midiendo este crecimiento del interés por aprender inglés?

Hay un número cada vez más grande de personas que año tras año está aprendiendo inglés en este país. Por ejemplo, en los últimos tres años, el número de estudiantes de todas las edades inscritos en los programas de aprendizaje del instituto internacional de idiomas de Keiser University, ha aumentado un promedio de 16% por año.

De mantenerse esta tendencia en todos los centros de aprendizaje de inglés en el país, Nicaragua se convertirá, más temprano que tarde, en una nación bilingüe donde las grandes corporaciones querrán establecer más y más call centers. Ya todos sabemos el impacto positivo que esto tendrá en los salarios de los nicaragüenses que terminen trabajando en estas empresas.

A nivel de políticas públicas, ¿qué le aconsejaría usted a las autoridades nacionales a fin de promover la enseñanza de inglés entre los niños y jóvenes del país?

Yo pienso que lo mejor que pueden hacer los gobiernos para promover el aprendizaje del inglés entre los niños, es comenzar su enseñanza en los colegios públicos lo más temprano posible. Investigaciones han demostrado que niños expuestos a un ambiente bilingüe antes de los tres años, son perfectamente capaces de aprender simultáneamente dos diferentes idiomas y navegar, a través de las mismas etapas de desarrollo lingüístico, que si aprendieran únicamente uno solo.

Se ha demostrado también que los jóvenes, por su parte, son capaces de adquirir secuencialmente un segundo idioma después que el idioma natal se ha establecido a la edad de tres años. Por ejemplo, los Estados Unidos han estado debatiendo si debe iniciar la enseñanza del español como lengua extranjera, y yo personalmente, creo que deberían hacerlo.

¿Es importante entonces dominar muy bien el español antes de aprender bien inglés?

No olvidemos que el dominio del inglés, si no está acompañado por la educación básica que imparten la primaria, la secundaria, la escuela técnica o vocacional y la universidad, es de utilidad limitada. Si usted sabe inglés pero no sabe leer, escribir y hablar bien el español, usted difícilmente podrá trabajar como traductor bilingüe, ni podrá vender su mano de obra, ni sus servicios técnicos o profesionales a un subcontratista extranjero ubicado en Nicaragua.

Finalmente sería excelente, que las autoridades propusieran un sistema nacional de acreditación para asegurar que la enseñanza del inglés en los institutos o centros de idiomas, cumplan con estándares mínimos de calidad. Asimismo, también promover la preparación y constante evaluación de maestros e instructores de inglés. El Instituto Internacional de Keiser University ya puso en marcha en Nicaragua un programa de preparación y certificación de instructores y maestros de inglés.

Nicaragua registra un leve incremento de analfabetismo, ¿cree que esta situación dificultaría aún más un aprendizaje del idioma inglés a nivel nacional?

Lógica y cronológicamente una tasa alta de alfabetización es el mejor suelo donde sembrar el aprendizaje de un segundo idioma, así como una educación básica universal. Otros requisitos indispensables son una alta y sostenible tasa de escolaridad a través del tiempo, y que los padres de familia ganen salarios decentes para que no pongan a sus niños a trabajar y una buena nutrición para los niños dentro del hogar.

En esta labor deben participar todos los sectores de la vida nacional, la sociedad civil, el sector privado, el gobierno, las universidades, con el apoyo financiero de organismos internacionales.


Alta formación educativa

Mathew J. Anderson
Profesión: Educador
Actualmente es el Presidente de Keiser University Campus Latinoamericano en San Marcos, Carazo, Nicaragua, donde se ha desempeñado en diversas posiciones.

Realizó sus estudios de doctorado en la Universidad de Vrije, Holanda y tiene una larga trayectoria de más de 20 años en el campo de la educación superior.
Ha trabajado en cinco universidades diferentes en diversos puestos, incluyendo jefe de departamento, vicedecano, decano académico, director de Efectividad Institucional, rector y presidente.
Tiene varias publicaciones en temas sobre Educación Superior, Epistemología y Metafísica, incluyendo su última sobre Evaluación y Acreditación en América Latina.