•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El endeudamiento se ha disparado en el mundo desde la crisis financiera de 2008 --en China se ha cuadruplicado--, planeando como una espada de Damocles sobre el crecimiento del planeta, según un estudio publicado el jueves.

"Más que reducir su deuda, las principales economías se endeudan hoy más en relación a su PIB que en 2007", según los economistas de McKinsey Global Institute (MGI), que estiman que "esto lleva a nuevos riesgos para la estabilidad financiera y podría socavar el crecimiento mundial".

En volumen, el endeudamiento de todos los actores económicos (Estados, empresas, particulares) ha aumentado US$57 billones entre 2007 y 2014. Roza ya los US$200 billones.

En 2014, las deudas se elevaron al 286% del PIB mundial, frente al 269% de 2007.

"Después de la crisis, el endeudamiento de la mayoría de los países ha aumentado en vez de lo contrario", constatan los autores. El ratio de deuda total con relación al PIB, aumentó en más de 50 puntos porcentuales en 14 de las 22 economías avanzadas y en 25 puntos porcentuales en los países en vías de desarrollo examinados por el MGI.

Entre los países donde más se ha disparado la deuda, se encuentra Irlanda, la que creció un 172% con relación al PIB entre 2007 y 2014, seguida por Singapur (129%), Grecia (103%) y Portugal (100%). En España, que antes de la crisis la deuda pública se situaba en torno al 35%, aumentó un 72% la total y un 92% la estatal.

Francia +66%, Alemania +8%

El endeudamiento total de Francia creció un 66%, mientras que el de Alemania aumentó 8%, reflejando por una parte el aumento de la deuda pública en el primero, y la debilidad de la inversión, sobre todo privada, en Alemania.

Solo la deuda pública se ha disparado en US$25 billones en todo el mundo y "va a seguir creciendo en muchos países, dado el contexto económico actual", aseguran los economistas de McKinsey, que recuerdan que muchos bancos centrales disminuyen las tasas principales para tratar de incentivar la economía, fomentando precisamente, el crédito.

Según sus proyecciones, la deuda del gobierno de Japón, la más alta del mundo, pasará del 234% a 258% del PIB entre 2014 y 2019. Francia pasará del 104% al 119% en el mismo periodo, mientras que la deuda pública alemana caerá del 80% al 68% del PIB.

Para los países más endeudados, los "esfuerzos de reducción del déficit presupuestario podrían verse abocados al fracaso, al inhibir el crecimiento", teme el MGI.

el ‘shadow banking’

En China, la deuda global se ha disparado debido a los préstamos concedidos fuera del sector bancario regulado (‘shadow banking’) así como la especulación inmobiliaria, pasando de US$7 billones a US$28 billones.

"En el 282% del PIB, el endeudamiento de China es manejable, pero superior al de Estados Unidos o Alemania", señala el estudio.

E déficit de las empresas chinas es particularmente preocupante, ya que se eleva al 125% del PIB de la segunda economía mundial, es decir, "uno de los niveles de deuda empresarial más altos del mundo".

Otra amenaza para la estabilidad financiera del motor del crecimiento mundial, es el endeudamiento opaco de los gobiernos locales chinos, que prácticamente se ha triplicado en siete años a US$1.7 billones.

Deuda de particulares

Por su parte, la deuda de particulares a nivel mundial alcanza también máximos, pese a que se ha reducido desde 2007 en algunos países particularmente afectados por la crisis desatada en 2008, entre ellos Estados Unidos, Gran Bretaña, España e Irlanda.

Pero en otros países como Australia, Canadá, Suecia u Holanda, la deuda de particulares es superior a la que había antes de 2008 en los países afectados por la crisis, subraya McKinsey.

Como "para crecer, las economías necesitan niveles de deuda cada vez más altos, y que el desapalancamiento es raro y cada vez más difícil, van a tener que aprender a vivir de manera más segura con una deuda alta", vaticina.