•  |
  •  |
  • END

El Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, está trabajando un documento que reflejará las necesidades y soluciones de cada uno de los sectores económicos del país, el cual será presentado al gobierno y las diferentes entidades del Estado, con el objetivo de tratar de amortiguar al impacto de la crisis financiera internacional.

José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, dijo ayer, al salir de la reunión de la directiva del organismo empresarial, que el documento especificará qué quieren del gobierno, de las instituciones autónomas y de la Asamblea Nacional, para poder hacerle frente a la crisis que se viene encima, que entre otras cosas afectará a la banca y el financiamiento a las empresas.

Como ejemplo mencionó que en la Asamblea Nacional hay una serie de proyectos de ley cuya aprobación han venido exigiendo desde principios de año, pero que siguen empantanados, sin saber cuándo se aprobarán.

También plantearán lo que los empresarios quieren en materia fiscal por parte de la Dirección General de Ingresos, DGI, y de la Dirección General de Servicios Aduaneros, DGA.

A Aguerri se le preguntó si esto no era lo mismo que hicieron los empresarios con los denominados Ejes de Desarrollo en encuentros con el Poder Ejecutivo, pero dijo que esto iba más allá de eso.

El gobierno y el Cosep se sentaron en octubre de 2007 para discutir los Ejes de Desarrollo, consistentes en las propuestas de cada uno de los principales sectores de la economía del país, para poder sacar al país adelante; pero según Aguerri, eso caminó muy lento.

“Esto (la nueva propuesta) va más allá de los mismos Ejes (de Desarrollo), va más allá de la velocidad que le imprimió el gobierno a los Ejes de Desarrollo, que no es la que el país amerita en este momento”, subrayó.

El presidente de la organización empresarial afirmó que la velocidad con la que se debe trabajar en el país, económicamente hablando, tiene que ser distinta a la actual.

Dijo que los empresarios propusieron una política comercial, otra energética, otra de vivienda, pero que todavía no se han abordado y también están demandando que se retomen estos procesos.

El presidente del Cosep afirmó que ya habían advertido que en este año se iba a trabajar seis o siete meses, y que cuando entraran a la parte de las elecciones el país iba a quedar rehén nuevamente de la crisis política como efectivamente ocurrió.

Dijo que la propuesta reflejará la posición del Cosep para 2009, en relación a lo que Nicaragua necesita desde el punto de vista económico y productivo.

Añadió que esperan presentar el documento al gobierno en los primeros quince días de enero de 2009.

Reformar Ley de
Salario Mínimo
Uno de los planteamientos que el Cosep hará al gobierno es reformar la Ley de Salario Mínimo, la cual considera que afecta no solo la competitividad de las empresas, sino al mismo trabajador, porque crea de-sempleo.

El Cosep considera excesivo que se hagan dos incrementos al salario mínimo al año y que cada uno de ellos sea superior al quince por ciento.

“Para evitar seguir perdiendo empleos, necesitamos una reforma a la Ley del Salario Mínimo. No podemos seguir bajo el esquema politizado que se hizo: esa decisión de sentarnos cada seis meses a discutir un tema de salario mínimo que lo que ha venido a hacer es a darle desempleo a la gente”, apuntó.

Este año el sector de Zona Franca dejó sin empleo a unos 19 mil trabajadores, debido a factores externos producto de la crisis económica internacional, pero también tienen que ver aspectos internos como los altos costos de operación en el país, lo que incluye los aumentos al salario mínimo, según lo han señalado los representantes de las industrias.

Sobre la crisis política que se vive en el seno de la Asamblea Nacional, que mantiene estancada una serie de leyes que incluyen algunas de tipo económico, como el Presupuesto General de la República, Aguerri consideró que aunque no haya acuerdo político, los parlamentarios encontrarán el camino adecuado para la aprobación de las mismas.

“Vemos una Asamblea tan dividida, como el país está dividido hoy, y en ese sentido seguimos insistiendo en que nuestra responsabilidad es presentar este documento económico a inicios del año. Ése es el compromiso adquirido para que nos demos cuenta cuáles son los pasos a seguir y podamos amortiguar el impacto” (de la crisis), puntualizó.